Elda traslada a la Diputación el proyecto para convertir la Casa Colorá en un centro de interpretación del Patrimonio

El alcalde Rubén Alfaro obtiene de César Augusto Asencio, diputado provincial de Cultura, el compromiso de respaldar la adaptación del inmueble en una instalación para la recepción de visitantes al yacimiento de El Monastil.

Juega Limpio Orihuela

El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, junto con el concejal de Presidencia, Seguridad Ciudadana y Recursos Humanos y diputado provincial, José Antonio Amat, ha trasladado al diputado de Cultura y Educación de la Diputación de Alicante, César Augusto Asencio, el proyecto de instalación en la Casa Colorá de un centro de interpretación del Patrimonio cultural y medioambiental de la ciudad, así como un centro de recepción de visitantes del yacimiento de El Monastil.

Durante la reunión celebrada en Alicante, en la que también ha estado presente Manuel Olcina, director técnico del Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), el alcalde de Elda ha presentado una iniciativa que tiene como objetivo “transmitir y poner en valor el patrimonio arqueológico de la ciudad”. Alfaro ha destacado que la Casa Colorá, hasta ahora sede de Idelsa, “es el lugar idóneo para la instalación de este centro de recepción de visitantes por su proximidad con el yacimiento arqueológico de El Monastil, la Torreta o el pantano”.

Además, Rubén Alfaro ha explicado a César Augusto Asencio que “la Casa Colorá es un inmueble totalmente equipado y que únicamente hace falta una pequeña inversión en equipamiento multimedia y de exposición, como paneles explicativos, pantallas de televisión o equipo de sonido, para adaptarlo a su nuevo cometido como espacio para la recepción de visitantes o para el inicio de rutas guiadas o visitas teatralizadas”.

El objetivo del actual equipo de Gobierno es implicar en este proyecto no sólo a la Diputación de Alicante, sino contar también con el respaldo del resto de Administraciones Públicas, como la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Cultura, así como buscar el apoyo de entidades privadas.

Por su parte, César Augusto Asencio ha acogido de manera muy positiva la propuesta del Ayuntamiento de Elda y se ha comprometido a estudiar diferentes opciones para que la Casa Colorá se convierta en centro de recepción de visitantes con el apoyo de la Diputación de Alicante.

Este apoyo se podría concretar no sólo con el respaldo económico, sino también con la colaboración de los técnicos y especialistas de la institución provincial y del Marq para la conversión de la Casa Colorá en centro de interpretación arqueológico.

Manuel Olcina, director técnico del Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), ha destacado por su parte la importancia y el valor del yacimiento de El Monastil como uno de los enclaves arqueológicos fundamentales de la provincia, con especial relevancia como frontera entre la cultura bizantina y visigoda.

Con el fin de ir avanzando en el proyecto, Olcina se reunirá con los técnicos del Ayuntamiento de Elda para comprobar in situ las instalaciones de la Casa Colorá y estudiar los trabajos que habría que acometer para su adaptación como espacio para la recepción de visitantes del yacimiento de El Monastil.