fbpx
10.9 C
Alicante

Carlos Mazón aspira a consolidar su poder en los próximos congresos populares

- Publicidad -Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -El_Campello

Casado abre el melón de los congresos, empezando por las aquellas provincias que todavía viven gestionadas por una gestora. Si una de las votaciones más complejas es la de València, el caso de la provincia de Alicante no supone menos en la partida de ajedrez regional.

En el caso de Alicante el futuro parece claramente escrito: el presidente de la Diputación de Alicante Carlos Mazón contaría con el apoyo sobrado de las familias populares de Alicante para ser el nuevo presidente provincial con el apoyo del alcalde de Alicante Luis Barcala.

Quien fuera vicepresidente de la Diputación con José Joaquín Ripoll y director general del Ivaj en la época de Eduardo Zaplana tiene ahora en sus manos todos los números para ser el nuevo presidente provincial. Sin embargo la carrera de Mazón podría no tardar en dar un salto cualitativo.

Descartada una posible candidatura del calpino César Sánchez y reducidos los focos del ciscarismo, Mazón podría tener la mano para poner fin a 8 años de una bajada cuesta abajo y sin frenos.

Hacia una reunificación regional

La realidad electoral, judicial y política ha hecho que la figura de Isabel Bonig se desgastara progresivamente: si buena parte de las acciones de la vallera han descontentado a Génova, peor fue cuando Bonig no apoyó a Pablo Casado y muchos denunciaron presiones de la regional para que se apoyara a Soraya Sáenz de Santamaría.

Pablo Casado y Carlos Mazón, sonrientes junto a Teodoro García Egea en la investidura de López Miras
Pablo Casado y Carlos Mazón, sonrientes junto a Teodoro García Egea en la investidura de López Miras

La dimisión de José Císcar suponía el incio del fin de la presidenta regional, mientras en la provincia de Valencia el presidente de la gestora Juan Ramón Adsuara no le es favorable y sin el apoyo de Alicante no tendría apoyos suficientes para seguir al mando de la regional y afrontar como presidenta y candidata las elecciones de 2023, lo que podría dar vía libre a Mazón como mejor candidato para recuperar el Palau de la Generalitat.

De este modo Madrid quiere recomponer el que fue uno de sus principales bastiones y su gran caladero de votos. Casado está preparando sus piezas para unas eventuales elecciones anticipadas y para ello necesita un partido unificado y que deje atrás los cismas del pasado para poder mantener sin discusión la hegemonía de la derecha y alcanzar la del congreso.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -
CatalanSpanish