dejadez
RSU Orihuela

El Partido Socialista denuncia la absoluta situación de improvisación y dejadez que vive el Ayuntamiento de Alicante como consecuencia de la falta de organización y trabajo del equipo de Barcala. Una improvisación que ha vuelto a ponerse de manifiesto hoy con la convocatoria urgente de la Comisión de Urbanismo para poder llevar a Pleno la ejecución de la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valencia referente a la Finca Pino y Ruaya.

“Es incomprensible que tengan que tramitar por urgencia un tema de estas características. Ese expediente estaba listo para su tramitación hace seis meses cuándo el PSOE abandonó sus responsabilidades de Gobierno y ahora lo tramitan por urgencia”, explica la portavoz socialista Eva Montesinos.

Los socialistas consideran que la falta de organización y trabajo de Barcala se acaba traduciendo en convocatorias urgentes y decisiones improvisadas que terminan perjudicando a la ciudad.

“Es evidente que el mini gobierno popular no está a la altura y que la parálisis, sobre todo en urbanismo, es absoluta. No nos extraña nada que la señora de España fuese consciente de la existencia del proyecto de los macro depósitos en el Puerto y no considerase necesario comuniarlo. La situación en Urbanismo es de auténtico caos y la única responsable es ella”, advierte Montesinos. “Es muy extraño que alguien que todo lo desconoce, sea consciente de un proyecto de esta magnitud y no diga nada”, añade Montesinos.

Por otra parte, la decisión del partido popular de paralizar el proceso de venta de la parcela municipal en la avenida Historiador Vicente Ramos en la Playa de San Juan como consecuencia de los recursos presentados, también ha centrado las críticas de los socialistas. “Es otra de las chapuzas a las que nos está acostumbrando el señor Barcala, anuncia viviendas de Protección Oficial pero le falla, una vez más, el trabajo. No se hacen las cosas bien y al final tienen que paralizarse”, lamenta Montesinos.

La portavoz socialista recuerda que siempre existieron muchas dudas sobre la idoneidad de vender patrimonio público para edificar unas “supuestas Viviendas de Protección Oficial”, ya que el precio de las mismas superaba notablemente lo que se considera un precio accesible. “Vamos a estar muy vigilantes en lo que se refiere a la parcela de la Playa de San Juan, porque desde el primer momento nos ha generado cierta intranquilidad el interés de Barcala en vender patrimonio público”, recuerda Montesinos.

Por último, la portavoz socialista pide a Barcala, una vez más, “que abandone la política de salón y comience a trabajar”.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante