El Poble Nou de Benitatxell ahorrará 25.000 euros con la bajada de sueldo del nuevo gobierno local

El alcalde percibirá una retribución neta de 1.163 euros al mes. Los plenos se celebrarán cada dos meses y se recupera la comisión informativa para facilitar la fiscalización de la oposición

Publicidad

El pleno del Poble Nou de Benitatxell aprobó anoche la propuesta de retribuciones del nuevo gobierno local que propuso el alcalde, Miguel Ángel Garcia. Los nuevos sueldos suponen un ahorro considerable para las arcas municipales.

El alcalde y los concejales Jorge Pascual y Toni Colomer percibirán 1.163 euros netos al mes (1.500 brutos). A mediados de diciembre, también percibirá esta misma retribución Maite Roldán, quien ahora está de baja laboral por maternidad. En los meses que restan hasta las elecciones municipales, el gobierno local le ahorrará al Ayuntamiento respecto a los anteriores sueldos unos 25.000 euros.

El anterior gobierno de Josep Femenia destinaba a sueldos en el primer tramo de legislatura, cuando contaba con 6 ediles, 132.310 euros al año (9.459 al mes). Esa carga salarial bajó a 110.259 euros (7.875 al mes) cuando el entonces alcalde se quedó con 5 ediles. Ahora el recorte es notable. Esta partida, con los tres concejales que ahora tienen retribución, se reduce a 63.000 euros al año (4.500 al mes).

Mientras que el nuevo alcalde percibirá 1.163 euros netos, su antecesor en el cargo cobraba 1.300 euros. La propuesta de sueldos salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno, que forman Miguel Ángel Garcia, Jorge Pascual, Maite Roldán y Toni Colomer, y con el apoyo de las dos concejalas de IMA, Nieves García y María Dolores Catalá. Los tres ediles de la oposición que acudieron al pleno, Josep Femenia, Manolo Segarra y Dirk Rheindorf, se abstuvieron. Ese mismo resultado en la votación se repitió en todos los puntos relativos al nuevo funcionamiento municipal.

Anoche se aprobó que los plenos ordinarios se realizarán cada dos meses. Tendrán lugar el último jueves de cada mes par a las 20 horas. El gobierno local recupera la comisión informativa, que se celebrará el día antes de los plenos. Además, el alcalde se comprometió con la oposición a facilitarle en el lapso más breve de tiempo todas las actas de las juntas de gobierno.

Miguel Ángel García, que ha creado la concejalía de Transparencia, que gestiona él mismo, subrayó que el nuevo gobierno quiere que la oposición pueda llevar a cabo sin cortapisas su labor de fiscalización y control.

Se comprometió a cumplir a rajatabla la periodicidad de los plenos y a dar transparencia a toda la gestión municipal. Recordó que el anterior gobierno de Josep Femenia llegó a estar seis meses sin convocar plenos y acostumbraba a entregar de una tacada las actas de hasta 15 comisiones de gobierno a la oposición, lo que complicaba mucho la tarea de fiscalización. “Ahora rompemos esa dinámica. Las sesiones plenarias sirven para rendir cuentas a la oposición y al pueblo y, por supuesto, no vamos a eludir algo que es nuestro deber y que está en la línea de las prácticas de buen gobierno, participación y transparencia que queremos poner en práctica en nuestro ayuntamiento”, ha subrayado el alcalde.

 

Publicidad