fbpx

Noticias de Alicante y provincia

lunes, 8 agosto 2022

Benissa sanciona con hasta 1.500 euros los vertidos ilegales

El consistorio seguirá apelando a las conductas cívicas a través de campañas de concienciación pero ‘tocará’ el bolsillo de aquellos ciudadanos que no cumplan con la normativa.

El departamento de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Benissa ha recibido la indicación por parte del alcalde, Arturo Poquet, de endurecer las tareas de vigilancia en los puntos calientes de vertidos ilegales del municipio.

- Advertisement -

Después de varias acciones comunicativas y campañas de concienciación sobre la necesidad de contribuir entre todos los ciudadanos y ciudadanas del municipio a mantener limpias las calles de Benissa, y vista la falta de efectividad de las mismas, el máximo responsable municipal ha puesto a varios equipos de la Policía Local a trabajar con el objetivo de redoblar los esfuerzos y sancionar a todas aquellas personas que han elegido algunas calles de Benissa como su vertedero particular.

Unas sanciones tipificadas en la ordenanza municipal de convivencia ciudadana como graves, y que pueden oscilar entre los 750 y los 1.500 euros. Cantidades que, si bien es cierto, se pueden ver aminoradas a lo largo del procedimiento sancionador, tienen un carácter disuasorio sobre gran parte de la población.

- Advertisement -

Esta acción específica que se ha trabajado de manera conjunta entre la dirección técnica de la mercantil Benissa Impuls y la Policía Local, se prolongará hasta finales de otoño, fecha prevista por el equipo de gobierno para llevar a cabo una reunión evaluadora que permita valorar el éxito de la misma.

Además, según afirma Poquet, “previsiblemente antes de que termine el año ya tendremos las cámaras de videovigilancia que nos van a permitir aplicar sanciones sin la necesidad de la presencia física de efectivos de la Policía Local”.

Un proyecto político del que se está encargando personalmente el concejal de Modernización, Jorge Ivars, y que objetivamente va a permitir un ahorro de costes significativo para el consistorio en el ámbito concreto de la seguridad ciudadana. “Esas cámaras serán nuestros ojos y llegarán donde los efectivos de Policía Local, por razones evidentes, no pueden llegar”.

De momento, según informa la Policía Local, en poco menos de un mes se han interpuesto unas 10 sanciones que se harán ejecutivas a través del organismo recaudador SUMA gracias a que el Ayuntamiento de Benissa aprobó en pleno hace ya más de un año ceder esas tareas al ente provincial de gestión tributaria.

ValenciàEspañol