Condenan por delito electoral al concejal no adscrito de Benidorm Leopoldo Bernabeu

La sentencia recoge que usó la televisión que dirigía para pedir el voto durante la jornada de reflexión de 2015

PublicidadJuega Limpio Orihuela

Seis euros al día durante 16 meses. En total, 2.880 euros. Esta es la condena al concejal no adscrito de Benidorm, Leopoldo Bernabeu, por cometer un delito electoral durante las elecciones de 2015 cuando utilizó el canal de televisión local que dirigía para pedir el voto durante la jornada de reflexión y el día de las elecciones.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Benidorm ha condenado al concejal no adscrito del ayuntamiento de esta ciudad, Leopoldo Bernabeu, a una multa de seis euros diarios durante 16 meses (en total 2.880 euros) por un delito consumado en materia de propaganda electoral.

Publicidad

Bernabeu era en aquellos momentos candidato a la Alcaldía por el partido Ciudadanos por Benidorm (CBM), que él mismo había fundado y con el que logró tres concejales ese año.

Igualmente se estima probado que también se emitieron “imágenes y comentarios que contribuían a disuadir a los electores de votar en favor de otras formaciones políticas que también concurrían a las elecciones”.

El juzgado rechaza la versión exculpatoria del concejal condenado, según la cual argumentaba que se trataban de programas redifundidos, y establece que esos espacios “tienen la capacidad suficiente para perturbar el bien jurídico protegido de preservar la paz y tranquilidad de los votantes para poder decidir libre y sosegadamente su voto en el día de reflexión y votación”.

La acusación, que ejerce la concejal liberal Gema Amor y su ex compañera de grupo María Pérez, había solicitado una multa de 24 meses a razón de 20 euros diarios con pena accesoria de inhabilitación. En total, 14.400 euros.

La Fiscalía, por su parte, pidió una multa de 20 meses a razón de diez euros diarios: En total, 6.000 euros, mientras que la defensa del concejal no adscrito, por su lado, había solicitado la libre absolución.

La sentencia no es firme y contra la misma cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

Publicidad