Asomarse a los balcones de la plaza de los Luceros costará 600 euros

El Ayuntamiento de Alicante obliga al cierre de ventanas y balcones durante los actos pirotécnicos.

Los propietarios de los pisos que hay situados en la plaza de los Luceros y la avenida General Marvá pueden arriesgarse a multas de 600 euros si se asoman en los balcones de la línea de fuego. Son las normas que por seguridad ha notificado el Ayuntamiento de Alicante a los vecinos para garantizar que la ausencia de personas en los balcones garantice la seguridad de los vecinos.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.