El Ayuntamiento de Alcoy consigue ampliar el plazo del plan para rehabilitar viviendas

PublicidadJuega Limpio Orihuela

El Ayuntamiento de Alcoy ha conseguido que Conselleria amplíe el plazo para el Plan de Regeneración Urbana (ARRU) que acababa en breve, y lo amplíe hasta el 1 de mayo del 2018. De este modo, las viviendas que todavía no han podido empezar las obras o justificarlas tienen más tiempo para hacerlo. Recordamos que el ARRU había dado ayudas a un total de 387 viviendas alcoyanas, que pertenecen a 50 edificios, con ayudas a fondo perdido hasta el 55% de la inversión.

De momento, la rehabilitación se ha finalizado en un total de 13 comunidades de vecinos, 26 están en ejecución y 11 no han empezado con las obras. Recordamos que el Plan de Regeneración Urbana (ARRU) era el primero de este tipo que tenía Alcoy con subvención municipal, autonómica y estatal. El plan tuvo una gran acogida por parte de los ciudadanos y si, en un primer momento, se contemplaban un máximo de 250 actuaciones, finalmente se aprobaron 387 viviendas, en 50 comunidades de vecinos de los barrios del Centro, Santa Rosa y Ensanche; una cantidad muy superior a la de otros municipios.

Publicidad

La aprobación del Plan en Alcoy tuvo lugar el año 2015 y desde entonces se han ido concediendo licencia de obras. Con datos de principio de septiembre del 2017, un total de 13 edificios ya han sido rehabilitados, 5 en el barrio de Santa Rosa, 4 en el centro y 4 en el Ensanche. 26 están realizando obras en estos momentos y 11 todavía no han podido iniciarlas. Con la ampliación del plan se intenta dar un tiempo más a los propietarios para que nadie se quede sin subvención.

«Hemos conseguido ampliar el plazo del ARRU, una buena noticia para la ciudad puesto que continuará la inversión económica en el sector de la construcción y venta de materiales, creando puestos de trabajo y potenciando la dinamización económica de Alcoy. El objetivo del plan de rehabilitación en su parte de ayudas a las viviendas privadas se ha cumplido sobradamente, pero queremos que ningún edificio se quede fuera, puesto que es muy importante rehabilitar la vivienda privada tanto para tener una ciudad adaptada a las necesidades del siglo XXI como para mejorar la imagen de la ciudad», ha destacado Gomicia.

La inversión económica para la ciudad prevista con este plan está alrededor de los 6 millones de euros, siendo la inversión directa de más de 3,5 millones de euros y el resto indirecto, con la reactivación de lugares de trabajo y empresas de suministro y materiales del sector de la construcción. De los 3,5 millones de euros; 1.460.718,90 son para conservación, 539.240,60 para sostenibilidad, 1.178.077,57 euros de accesibilidad y 301.167,60 en honorarios. El total del coste subvencionable es de 1.600.093,20 euros y hay que recordar que las viviendas tenían que cumplir una serie de requisitos: rehabilitar espacios comunes, ser anteriores al 1981 y estar dentro de las zonas delimitadas en el plano marcado por el programa.

Publicidad