fbpx

Turistas y alicantinos se ven obligados a subir el Castillo de Santa Bárbara a pie

El ascensor sigue cerrado debido a la covid, aunque en el resto de la ciudad se ha recuperado la normalidad. Tampoco se instalan autobuses.

Lo que podría, o más bien debería, ser una visita maravillosa e inolvidable… puede convertirse en una subida infernal. Y es que subir al Castillo de Santa Bárbara siempre ha sido un reclamo turístico debido a las increíbles visitas de las que se puede disfrutar desde allí arriba.

Y aunque dicen que hay que disfrutar tanto del camino como de la meta, el camino hasta llegar al castillo es un auténtico infierno. Aproximadamente dos kilómetros de subida, con una gran pendiente, que complica y mucho esta visita.

Sobre todo a aquellas personas que no disponen de vehículo propio, para los que antes había una solución: un ascensor que facilitaba la subida al Castillo de Santa Bárbara, monumento que siempre ha sido un icono para la ciudad de Alicante.

Un sector muy afectado es, sin duda, el turístico. Y es que los turistas que vienen hasta Alicante y quieren disfrutar de las vistas desde lo alto del castillo se ven obligados a subir a pie esta joya alicantina, declarada como patrimonio municipal y Bien de Interés Cultural.

De hecho, estos últimos días hemos visto cómo cientos de cruceristas, nada más bajar a tierra, han querido acceder a la fortaleza. Pero no han podido. El ascensor lleva sin funcionar toda la pandemia, y sigue estando a la espera de un informe de prevención de riesgos laborales para su reapertura.

Alicante espera casi un centenar de cruceros

El puerto de Alicante tiene previsto acoger en los próximos meses un total de 97 escalas de cruceros. Más concretamente, 35 de ellos será en los próximos tres meses, mientras que 62 será en el próximo año. De este modo, se llegará incluso a superar el último gran año, 2019, en el que se alcanzó la cifra de 59 cruceros.

Por eso, son muchas las quejas respecto a la no apertura del ascensor. De hecho, el concejal del Grupo Municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante, Rafa Mas, considera que «el gobierno municipal ha degradado el castillo hasta el punto de ser casi inaccesible». «Estamos sin ascensor, ni lanzaderas, y el parking y la muralla peatonal están en un estado lamentable», añade.

Además, Mas, se plantea «a qué se dedica el Patronato de Turismo, y qué labor ha realizado durante dos años, sin tener un plan de usos para el Castillo». También denuncia, desde hace varios meses, la no existencia de referencia a la contratación específica de guías de turismo habilitados, «tal y como marca la ley autonómica».

Las buenas y altas temperaturas durante todo el año hace que no toda la ciudadanía pueda acceder a pie. «Es una auténtica gincana«, asegura Mas. Sobre todo en los meses de verano, y especialmente para personas mayores o con movilidad reducida.

De ahí que las lanzaderas sean imprescindibles, y más ante la llegada de nuevos cruceristas. Pero también para los turistas y alicantinos que quieran disfrutar de un día en uno de los lugares más turísticos y emblemáticos de la ciudad.

«Se debe solucionar de una vez por todas los problemas del ascensor que sube al castillo. Y hay que ofrecer una alternativa para conectar el centro de la fortaleza», indica Rafa Mas.

Entre la tristeza e indignación de ver cómo uno de los monumentos más visitados de la ciudad está muriendo por la dejadez que está sufriendo, se espera que próximamente se ponga solución y se lleve a cabo la tan esperada y deseada reapertura del ascensor que facilitaría el acceso al Castillo de Santa Bárbara a todos, sin distinción.

Artículos relacionados

CatalanSpanish