La I Jornada Asaja Joven cuenta con la participación de los regantes y agricultores de la provincia de Alicante

El presidente de la Diputación participa en la inauguración de la I Jornada Asaja Joven.

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha abogado esta mañana durante la inauguración de la I Jornada Asaja Joven por la colaboración público-privada en materia de gestión de agua “permitiendo a los regantes y agricultores participar en la toma de decisiones”, al tiempo que ha acusado al Gobierno Central de “abandonar a su suerte a la provincia de Alicante”.

“Necesitamos más agua de la que tenemos y, por eso, es esencial la colaboración público-privada, trabajar permanentemente con los regantes y darles participación en la gestión de los recursos hídricos y que, de alguna manera, las administraciones estemos para apoyar, porque es más fácil que se pongan de acuerdo dos regantes a la hora de gestionar los recursos hídricos a que, por desgracia en estos tiempos que corren, lo hagan dos partidos políticos”, ha manifestado el presidente, quien ha añadido que “las administraciones debemos hacer un esfuerzo de cesión en la toma de decisiones y que los regantes sean partícipes y protagonistas de las soluciones en la gestión del agua”.

Sánchez, que ha estado acompañado por el presidente de Asaja Alicante, Eladio Aniorte, entre otras autoridades, ha destacado el apoyo que el Gobierno Provincial ofrece a la agricultura de la provincia, un respaldo que, ha expuesto, se desarrolla a través de cuatro grandes ejes; la inversión de más de 25 millones de euros en infraestructuras hídricas, atendiendo el 100% de las peticiones formuladas por las comunidades de regantes; otros dos millones de euros para ayudas directas a actividades relacionadas con la agricultura; el Pacto Provincial del Agua y, finalmente, la defensa de los trasvases para que llegue agua a la provincia de Alicante.

En este sentido, el Presidente ha defendido el Memorándum del Tajo-Segura firmado por cinco comunidades autónomas y la sostenibilidad del Júcar-Vinalopó para garantizar el agua de los ríos a nuestra provincia “siempre con la ayuda del agua desalada, que nunca puede ser una solución sino un complemento”.

Por otro parte, el presidente de la Diputación ha mostrado su preocupación por las decisiones políticas que en materia de agua está adoptando el Gobierno de España. “No es de recibo que la ministra de Transición Ecológica todavía no haya recibido a los regantes de la provincia de Alicante”, ha lamentado Sánchez, quien ha añadido que “es muy grave que el Gobierno no piense en Alicante y la abandone a su suerte, porque sin agua esta tierra y sus sectores productivos no tienen vida”.

Asimismo, Sánchez ha reclamado un Pacto Nacional del Agua “en el que nadie pierda para que los recursos de este país sean de todos y no haya ganadores ni perdedores”.

La agricultura es garantía de vida

Durante su intervención en la inauguración de este encuentro, el dirigente alicantino ha destacado que “la agricultura produce vida y garantiza vida” por lo que, ha añadido, “es una obligación de las administraciones públicas apoyar este sector y estar al lado de los agricultores”.