El Ayuntamiento de Alicante, a través del Patronato Municipal de la Vivienda, celebra este mes el décimo aniversario del Programa de Viviendas Intergeneracionales, que se creó en noviembre de 2008, y actualmente cuenta con 72 viviendas en la Plaza de América, creadas para   facilitar a unos 80 jóvenes y mayores alquileres asequibles que a su vez fomentan la solidaridad intergeneracional.

El proyecto, cuenta con una inversión de 12 millones de euros, y tiene como objetivo principal proporcionar a los residentes unas condiciones de alojamiento dignas fomentando, a su vez, el intercambio de conocimientos y experiencias entre personas de diferentes edades.

Los residentes viven de forma independiente en unos apartamentos, 56 destinados a personas mayores de 65 años y 16 para jóvenes de entre 18 y 35 años. Las 72 viviendas están equipadas con cocina-comedor, baño y dormitorio conectado con la estancia principal mediante una puerta corredera. Su superficie es de 40 metros cuadrados y el arrendamiento de cada una de ellas es de 225 euros más gastos de comunidad.

Además, existen espacios destinados al desarrollo de actividades comunes distribuidas en tres plantas, tales como salas de televisión y música, talleres y juegos, y espacios destinados a la lectura e informática.

Asimismo, el edificio intergeneracional cuenta con dos servicios de proximidad, un centro de salud completo y un Centro de Día que responden a las necesidades de los vecinos.

Requisitos de acceso

Existen unas condiciones que deben reunir los mayores para poder acceder a una de estas estancias como son tener más de 65 años, disfrutar de unas circunstancias personales que les permitan vivir de forma autónoma, estar empadronados en la ciudad de Alicante, al menos, durante los últimos cinco años, disponer de unos ingresos mínimos y máximos anuales y no tener ninguna vivienda en propiedad o en usufructo.

Los jóvenes, en cambio, que quieran optar a uno de estos alojamientos, tendrán que adquirir un compromiso contractual de prestación de servicios con los mayores. Con esto, se pretende evitar el aislamiento de los mayores, buscarles nuevos alicientes de vida y mejorar, en la medida de lo posible, la calidad de la misma.

Su edad no deberá superar los 35 años y tendrán que estar, también, empadronados durante los últimos cinco años en Alicante. Otra de las condiciones a tener en cuenta es que no deberán disponer tampoco de vivienda en propiedad, justificando, así, unos ingresos inferiores a los que fije, en el momento de la adjudicación, la Consellería de Territorio y Vivienda junto con el Ministerio de Vivienda. La duración del contrato para los jóvenes es de cinco años, mientras que para los mayores es vitalicio.

Proyecto “El buen vecino”

En el marco de este proyecto de viviendas, se suma otro de carácter social. En él, se incluyen todas aquellas actividades de ayuda, acompañamiento y solidaridad como ayudas puntuales para las actividades diarias, acompañamiento a médicos, compras de farmacia, de alimentos y acompañamiento puntual en casa, entre otros.

Así, los jóvenes asumen la responsabilidad de dedicar cuatro horas semanales a la realización de actividades, participar en las reuniones con el objeto de buscar mejoras en la comunidad y llevar a cabo talleres en los que participan, de forma opcional, los ancianos residentes.

Taichí, huerto, cine, baile, gimnasia y lecto-escritura son algunos de los talleres que se imparten. Asimismo, se actualizan cada año y son elegidos por los propios vecinos. De esta manera, se consigue que ambas generaciones se integren dentro de una misma comunidad y se garanticen, así, las relaciones interpersonales.

Reconocimiento y distinción

El Edificio Intergeneracional Plaza de América fue distinguido en 2010 con el Primer Premio de la Asociación Española de Promotores Públicos de Vivienda y Suelo a la mejor actuación en el ámbito de la intervención socio-comunitaria. Asimismo, en 2012, resultó finalista, en segundo lugar, del World Habitat Awards de la Building and Social Housing Fundation.