fbpx

Alicante creará una ruta por los restos y la base de una torre del siglo XVI

El concejal de Cultura acuerda con los grupos municipales visitar al yacimiento arqueológico del Parque de las Naciones para pulsar su trascendencia.

El concejal de Cultura, Antonio Manresa, acordó ayer con los representantes de todos los grupos políticos municipales realizar una visita al yacimiento arqueológico del Parque de las Naciones, donde una investigación con georradar ha detectado ruinas de todo un barrio de época romana.

Los miembros de los grupos municipales que tomaron parte ayer en la Comisión municipal sobre Bienes de Interés Cultural (BIC), coincidieron en la necesidad de recorrer la zona para pulsar la trascendencia de estos hallazgos. El Ayuntamiento tiene entre sus planes convertir esta parcela, de 15.000 metros cuadrados, que lindan con la Avenida de Miriam Blasco, en un área museística al aire libre.

El concejal de Cultura, en nombre del equipo de gobierno de PP y Cs, junto al jefe de Patrimonio Integral del Ayuntamiento, José Manuel Pérez Burgos, informó en dicha comisión a los concejales de PSOE, Compromís, VOX y Unides Podem que se organizará dicha visita en fechas próximas.

Antonio Manresa explicó que ha dispuesto una partida presupuestaria de 70.000 euros para reanudar las excavaciones en esa parcela y cuyos trabajos se prolongarían de mayo a julio.

Situación de los Bienes de Interés Cultural

La comisión repasó también el estado de los Bienes de Interés Cultural de propiedad municipal. Entre estos BIC se encuentran:

Palacio Consistorial – Ayuntamiento, edificio barroco del XVIII.

Castillo de San Fernando, construido a principios del S. XIX.

Castillo de Santa Bárbara, catalogado originalmente como alcazaba medieval islámica de finales del siglo IX, para evolucionar e ir ampliándose en siglos posteriores hasta configurar la fortaleza actual sobre el monte Benacantil.

Muralla medieval de la calle Mayor, que forma parte de la musealización conocida como la “Ciudad descubierta”, situada en los bajos del edificio anexo al palacio del Ayuntamiento.

Muralla del Paseíto de Ramiro, construida durante el siglo XVI, que permitía el crecimiento urbano hacia la línea de la costa.

Puerta Ferrisa, que configura unos restos de la antigua puerta de entrada a Vila Vella islámica del Alicante medieval.

Conjunto histórico de Nueva Tabarca, conformada por una serie de islotes. En el mayor, en la Isla Plana, se sitúa el conjunto histórico o ciudadela fortificada en el siglo XVIII.

Villas romanas del castillo de Ansaldo, cuyo tratamiento a día de hoy es de zona arqueológica. Este espacio es el referido con anterioridad como Parque de las Naciones, la amplia parcela en la que se ha excavado parte de estructuras de habitación de época romana y que también tiene una parte industrial y agrícola: prensa de aceite y zona de almacenaje relacionada con la parte industrial de la villa.

Torre Ferrer, monumento situado en los extremos del sistema de riegos propiciado por el pantano de Tibi y que formó un conjunto edificado.

Casa Torre Sarrió, se trata de una torre de gran altura de planta cuadrada. Está rehabilitada para ser destinada a un futuro “Centro de Interpretación de la Torres de la Huerta”.

Torre Plácida, de construcción sobre planta cuadrada, de unos 5 metros de base y 12 de altura. Situada junto a una antigua vereda que partía del camino de la Playa de San Juan, en su margen oeste, y formaba parte, como las anteriores, de toda la red de torres construidas durante los siglos XVI y XVII.

Torreón de la Pólvora: las excavaciones arqueológicas practicadas por el Ayuntamiento en 2006 pusieron al descubierto una zona de hábitat y una segunda zona donde se documentó el torreón defensivo bajomedieval.

Las Hogueras de San Juan, expresión viva y popular de un pueblo, donde se aúna fuego, música, arte, historia, cultura, sátira, convivencia, pólvora, indumentaria, etc. que se identifican como patrimonio de la ciudad.

Nueva ruta en la zona Sur – San Gabriel

La Concejalía de Cultura y la de Medio Ambiente dialogan sobre la propuesta tratada en la Comisión de Bienes Culturales para poner en valor restos paleontológicos de millones de años de antigüedad y otros del S. XVI situados en la zona sur de la ciudad, en el paraje El Porquet y en Aguamarga, respectivamente.

Los escasos restos conservados de la Torre de Agua Amarga se encuentran en el promontorio litoral de la Sierra de Colmenares, por encima del antiguo Cuartel de Carabineros al pie de la carretera nacional 332, cerca de la euroagencia de marcas, en terrenos privados de “Ciudad de la Luz”.

En la comisión se habló de excavar en torno a la torre para precisar si queda algo de importancia junto a la base. En todo caso, la comisión se pronunció a favor de instar a la propiedad a conservar este BIC.

Esta antigua torre vigía sólo conserva el zócalo de basamento y escaso arranque del cuerpo superior, en técnica de mampostería. Data de la segunda mitad del siglo XVI. Formaba parte de la red de torres de vigilancia costera de defensa de la costa contra la piratería berberisca. Dicha línea fue impulsada por la corona de Felipe II.

Cerca de Aguamarga y el barrio de San Gabriel también se localiza el paraje El Porquet, que conserva “una fotografía” de hace cinco millones de años, con unas cien huellas de animales, – mamíferos, aves y restos de peces- . El área se conoce como yacimiento geológico El Porquet 1.

La comisión sobre Bienes de Interés Cultural abordó estos dos enclaves y se propuso la posibilidad de que sean incluidos en una nueva ruta medioambiental a disposición de los alicantinos. Dicha ruta estaría conectada como ramal a la de Sierra de Colmenares, que el equipo de Medio Ambiente tienen en uso con seis miradores.

ValenciàEspañol