RSU Orihuela

El curso 2018-19 comienza en la Universidad de Alicante con un reto añadido a los que debe afrontar año tras año: la drástica reducción del uso de plásticos entre la comunidad universitaria. Un objetivo que se enmarca en el Plan de Responsabilidad Social, aprobado a finales del pasado curso por el Consejo de Gobierno y que será coordinado por el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Inclusión e Igualdad.

Las diferentes propuestas que tiene previsto llevar a cabo la Universidad de Alicante para frenar el consumo de plásticos se organizan en tres ejes: reducción de consumo de plásticos y envases, aumento de la eficiencia del reciclaje de residuos, y mejora de la sensibilización de la comunidad universitaria.

Uno de los objetivos principales de la estrategia se centrará en los recipientes de bebidas y los envases alimenticios que suponen el mayor volumen de plásticos consumidos. Estos consisten en las botellas PET, latas, bricks y vasos de plástico de máquinas expendedoras por un lado y, así como productos envasados distribuidos en las máquinas de vending o suministrados en envases de plástico en los locales de restauración.

El resto de embalajes, bolsas de plástico, material de oficina y otros residuos de plástico también son objetivo de la estrategia, aunque suponen un volumen de productos de menor impacto en el campus.

La vicerrectora de Responsabilidad Social, María José Rodríguez, explica que “se ha realizado un estudio al detalle sobre cómo podemos reducir el consumo de plásticos en la UA y estamos convencidos que podemos lograr un elevado nivel de reducción de un elemento que se ha convertido en tan habitual como perjudicial para nuestro entorno”.

Para lograrlo, entre las medidas de aplicación prioritaria, destacan la mejora y disponibilidad de fuentes de agua en todo el campus y sus edificios, el uso de utensilios reutilizables o biodegradables, el fomento de uso de envases reutilizables, así como la puesta en marcha de campañas de sensibilización e información, promoción de la investigación en dicho ámbito y la participación del voluntariado en el conjunto de actividades.

Una de las medidas que ya se ha implementado se encuentra en las máquinas de café e infusiones, que ya no dispensan vasos de plástico, sino otros biodegradables. Entre las diferentes acciones previstas en el plan de reducción de plásticos en la UA está previsto repartir cantimploras reutilizables o establecer descuentos en la compra de tazas de café propias.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante