Alicante rechaza suscribir el convenio sobre infraestructuras ferroviarias aprobado hoy por el Gobierno

El convenio deja en el aire la estación intermodal, el nuevo trazado para el puerto, la mejora del servicio de cercanías con Elche, la retirada de las vías en la franja litoral de San Gabriel y la nueva conexión con San Vicente y la Universidad de Alicante

PublicidadJuega Limpio Orihuela

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha rechazado y ha anunciado que no va a firmar la Adenda aprobada hoy por el Consejo de Ministros sobre infraestructuras ferroviarias para Alicante en los términos planteados porque implica la pérdida total de las inversiones comprometidas con la ciudad.

Barcala ha exigido a la Generalitat que tampoco suscriba el acuerdo y que se sume a las reivindicaciones de Alicante, así como el respaldo de los grupos políticos municipales en bloque para defender los intereses de los alicantinos, al tiempo que ha emplazado al Ministro valenciano de Fomento, José Luis Abalos, y al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que expliquen por qué se descartan las principales inversiones ferroviarias para Alicante mientras que se firman un acuerdo con Valencia que incluye todas las peticiones que ha formulado la capital de la Comunidad Valenciana en esta materia.

Publicidad

El alcalde ha explicado hoy que el convenio original del año 2003 contemplaba las siguientes infraestructuras con Alicante en el punto Tercero:

  1. Reconversión de los accesos ferroviarios a la nueva Estación Intermodal mediante la construcción de un trazado adaptado a la nueva funcionalidad ferroviaria y a la llegada de la Alta Velocidad de forma que sea compatible con la red existente, incluyendo el soterramiento del pasillo ferroviario de acceso a la Estación desde el entorno de la futura Vía Parque con el fin de posibilitar la permeabilización del actual trazado y liberar el suelo necesario para la realización de la operación urbanística.
  1. Adaptación de los trazados de mercancías de acceso al puerto a la nueva situación.
  1. Sustitución de la actual Estación RENFE de Alicante por una Estación Intermodal de Transporte capaz de atender el previsible crecimiento de los servicios ferroviarios y permitir el intercambio con los restantes modos de transporte del área, teniendo en cuenta la afección del soterramiento del pasillo de acceso al vestíbulo, vías y andenes de la propia Estación.
  1. Potenciación del servicio de cercanías del tramo Alicante / Elche de la línea Alicante – Murcia, mediante la construcción de una variante de trazado en vía doble electrificada que elimine la inversión de marcha de San Gabriel y solucione los problemas de integración del ferrocarril en la zona costera situada al sur de este apeadero eliminando las vías ferroviarias.
  1. Acondicionamiento para cercanías del tramo entre la futura vía Parque y San Vicente del Raspeig incluyendo la construcción de dos apeaderos que den servicio a la universidad y a esta localidad.

Y el borrador de la Adenda enviada hoy al Ayuntamiento de Alicante y aprobado por el Consejo de Ministros modifica ese punto Tercero y deja en el aire todas los infraestructuras al señalar:

Se sumprimen los cinco apartados de dicha cláusula sustituyéndose por un sólo apartado del tenor siguente:

Las actuaciones futuras se limitarán a la coordinación y ejecución de las siguientes actuaciones:

  1. Aprobación definitiva del PE OI/2.
  2. Convocatoria de un concursos internacional de ideas para el diseño del Parque.
  • Redacción del Proyecto de Urbanización.
  1. Realización del Programa de actuación integrada.
  2. Aprobación definitiva de la reparcelación.
  3. Ejecución de las obras de urbanización.
  • Enajenación de los suelo liberados por los titulares de los terrenos, que podrán encomendar su comercialización a la Sociedad.

Y que “Únicamente, en el caso de que existieran excedentes económico, según se definen en el acuerdo duodécimo, se abordará la ejecución de aquellas actuaciones previstas en el Convenio de 2003 y no ejecutadas, decidiéndose en el seno de la Sociedad el orden de prioridad en su realización, teniendo en cuenta los condicionantes técnicos para su ejecución y la necesidad de garantizar en todo momento la explotación ferroviaria.

El alcalde, a la vista de esta modificación del acuerdo original, ha reclamado en rueda de prensa “la ejecución de las obras que estaban previstas y comprometidas con Alicante en el acuerdo original, y que se haga con la dotación presupuestaria necesaria”, considerando un agravio comparativo con Valencia y exigiendo que a nosotros se nos dé ” ni más ni menos que lo que se ha hecho con la ciudad de Valencia, donde sí se ha presupuestado una inversión de dos mil millones de euros para la ciudad para todas las actuaciones en materia ferroviaria que reclamaba la capital de la Comunidad Valenciana”.

Además ha exigido explicaciones del Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sobre “el porqué del agravio comparativo” y que aclare los motivos de la “sorprendente agenda aprobada hoy por el Consejo de Ministros a hechos consumados sin respetar los compromisos de inversión que se pactaron en 2003 y cambiando las reglas del juego”.

 

Al mismo tiempo, el alcalde ha pedido al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que realiza mañana una visita a Alicante, que “nos explique este trato discriminatorio y el insulto a los alicantinos suprimiendo de una plumazo todo lo convenido previamente”.

El alcalde ha dicho también que confía en que “la Generalitat tampoco firme esta agenda, que el Ayuntamiento no va a suscribir, y sea sensible a reivindicación que estamos haciendo para no permitir este agravio.- También le ha pedido al jefe del Consell, Ximo Puig, que se sume a la reclamación de Alicante y a la negociación a la que emplazamos al Gobierno central para que nuestra ciudad tenga las infraestructuras ferroviarias que se merece”.

En este sentido, el alcalde ha emplazado al Ministro de Fomento a que “fije hora, día y lugar para restablecer las negociaciones y escuche nuestras reivindicaciones y nos explique el porque de estas medidas”.

Por último el primer edil confió en el respaldo de todos los grupos municipales subrayando que “esta no es una batalla nuestras, es de todos, es de los alicantinos”, y a su vez ha pedido “altura de miras y que ningún grupo político se desmarque de la defensa de los intereses alicantinos”.

 

 

Publicidad