unesco
RSU Orihuela

El alcalde de Elche, Carlos González, y la concejala de Bienestar Social, Tere Maciá, han recibido a la presidenta de Elche Acoge, Rita Mari Coves, y a la coordinadora de la organización, Trini Urbán, quienes le han presentado el premio Unesco-Confucio a su trabajo en favor de los inmigrantes con su proyecto de alfabetización e integración social.

La Unesco concede desde 1967 los premios internacionales de alfabetización a programas sobresalientes e innovadores que este año se centran en la alfabetización y en el desarrollo de competencias. El premio Confucio fue creado en 2005 con el apoyo de la República Popular de China y presta especial atención a la alfabetización de personas en zonas rurales y de jóvenes fuera de la escuela.

Las responsables de la ONG ilicitana presentaron al alcalde la medalla de la UNESCO recogida en septiembre en París y la estatuilla de Confucio entregada a finales del mismo mes en China. La organización también recibirá una asignación de unos 15.000 euros.

Carlos González ha señalado que sentía un gran orgullo por este reconocimiento y ha destacado el apoyo municipal que ha dado a la asociación “porque somos conscientes de que cumple una gran función social y necesita mucha ayuda”. Por su parte, Rita Mari Coves ha agradecido el apoyo municipal e indicado que en el trabajo que realizan “es necesario ir de la mano del Ayuntamiento”.

Elche Acoge lleva 25 años prestando apoyo a los inmigrantes. A sus clases asisten cada año entre 150 y 180 personas, según han explicado las responsables de la organización.

La Generalitat destina 12.000.000 euros para la compra de viviendas para destinarlas a alquiler social

Por otra parte, la edil de Bienestar Social, Teresa Macià, ha presentado la iniciativa de la Generalitat Valenciana por la cual destina 12.000.000 euros a la compra de viviendas a particulares para destinarlas a alquiler social.

“En Elche, actualmente, hay 705 demandas habitacionales, por lo que es importante que los particulares que tengan una vivienda en venta accedan a la solicitud”, ha explicado Teresa Macià.

Las viviendas tienen que tener una serie de requisitos como la de tener un salón, cocina, baño…; tener condiciones óptimas para entrar a vivir; que estén libres de ocupantes; libres de cargas económicas; con ascensor; y que no tengan más de 50 años de antigüedad.

“Por ejemplo, una vivienda de 70 metros cuadrados que cumpla las condiciones puede ser pagada hasta 113.000 euros”, ha señalado la edil de Bienestar Social.

La solicitud e información se puede encontrar en la web de la Generalitat Valenciana y para cualquier consulta la ciudadanía puede acudir a la oficina de la vivienda.

El plazo para formalizar la solicitud comenzó el 8 de octubre, fecha desde la que comenzó los 30 días naturales que hay para presentarla.

Las solitudes de pueden formalizar o bien en las oficinas PROP o en las OMAC de la ciudad.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante