fbpx
15.9 C
Alicante

Detienen al responsable de una academia de Elche que expedía certificados falsos para el carnet de operador de grúa móvil

En la academia se expedían certificados, previo pago de 1.100 euros, a nombre de personas que supuestamente habían realizado un curso teórico y práctico.

Agentes de la Policía Nacional de Alicante han detenido a una persona de nacionalidad española y de 41 años de edad, acusada de un presunto delito de estafa, falsedad documental e infracción penal a la Legislación de Riesgos Laborales, gerente de una academia que expedía certificados presuntamente fraudulentos para la obtención del carné de operador de grúa móvil autopropulsada que emite el departamento de industria de la Generalitat Valenciana.

Agentes pertenecientes al Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante recibieron una información por parte de agentes de la Unidad Adscrita a la Comunidad Valenciana de la Policía Nacional en la que se informaba de la existencia de un centro de formación en la localidad de Elche donde se impartían cursos teóricos y prácticos de operador de grúa móvil autopropulsada y se expedían certificados presuntamente fraudulentos que acreditaban la realización de dicho curso con solamente abonar la cantidad de 1.100 euros, cuando en cualquier otra parte de España cuesta en torno a los 3.000 ó 4.000 euros.

El curso en cuestión constaba de una formación teórica y práctica que una vez superado habilitaba para presentarse a los exámenes que realiza el departamento de industria de la Generalitat Valenciana para la obtención del carné de operador de grúa móvil autopropulsada, siendo dicho curso un requisito previo para participar en los exámenes y por el que la academia investigada habría realizado y certificado la formación práctica a un total de 110 personas de manera fraudulenta.

Tras estas manifestaciones, los agentes iniciaron una investigación en la que realizaron gestiones con el servicio territorial de industria y energía de Alicante encargado de emitir los carnés de operadores tras superar los exámenes que la Generalitat Valenciana convoca públicamente.

Para dicho examen, cuya fecha de realización era en el mes de noviembre, se presentaron unas 100 solicitudes y una vez comprobados todos los requisitos de los participantes, el departamento de industria manifestó a los agentes que el citado curso que habilita a poder presentarse al examen, la mayoría lo habían realizado en una academia de Elche, dándose la circunstancia de que eran solicitudes de personas cuyo domicilio se encontraba fuera de la Comunidad Valenciana.

Continuando con las pesquisas, los agentes comprobaron si realmente estas personas que residían fuera de la provincia habían realizado presencialmente dicho curso, ya que la formación teórica y práctica consta de unas 400 horas lectivas, por lo que tendrían que haberse desplazado a la provincia de Alicante y alojarse en la zona durante dos meses para poder realizarlo.

Asimismo, las academias donde se realizaban estos cursos debían comunicar al departamento de Industria el lugar donde se realizarían las clases teóricas y prácticas, así como las grúas que se iban a utilizar. En el caso de la academia de Elche comunicaron a dicho departamento que las clases se realizarían en unas instalaciones sitas en la partida de Torrellano y en Villena.

Los investigadores realizaron gestiones con las mercantiles donde se iban a utilizar sus instalaciones para la realización de los cursos, comprobando que tanto en la empresa de Torrellano como en la de Villena nunca se habían realizado prácticas de grúa de ninguna academia.

Con todos los datos recabados, agentes del Grupo de Delincuencia Económica y de la Unidad Adscrita a la Comunidad Valenciana, realizaron conjuntamente un dispositivo para identificar y localizar a las personas que habían presentado las certificaciones fraudulentas, así como al responsable de la academia donde se realizaron los supuestos cursos que había expedido dichos certificados.

Para ello, los agentes se desplazaron el día de la realización de los mencionados exámenes a la sede donde iba a tener lugar la prueba y una vez terminada, se tomó declaración en calidad de investigados no detenidos por un presunto delito de falsedad documental a 31 personas que para efectuar dicho examen habían presentado certificaciones fraudulentas, manifestando todos ellos que para obtener el citado curso no habían realizado ningún tipo de formación, ni teórica ni práctica al respecto.

Finalmente, los agentes pudieron determinar que el responsable de la academia investigada habría sido el encargado de expedir los certificados de superación de los cursos de operador de grúa, previo pago, a nombre de personas que realmente no habían realizado dicho curso, siendo detenido e imputado por un presunto delito de estafa, falsedad documental e infracción penal a la legislación de riesgos laborales por los que fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Alicante.

Artículos relacionados

Teulada
GVASAN

Lo más leído

CatalanSpanish