Abascal abarrota Alicante y presenta a VOX como “la solución” ante “el problema” de España: “Un PSOE que pacta con separatistas y terroristas”

El presidente de VOX considera que el PSOE "no es ni socialista, ni obrero ni español" y anima a sus antiguos votantes a que se unan a "la casa del sentido común" que representa su partido. Sobre el PP, dice que es "un valor seguro" para mantener las políticas de la izquierda.

Abascal en el Pitiu Rochel junto a Ana Vega y Manuel Mestre / @santi_abasca
Abascal en el Pitiu Rochel junto a Ana Vega y Manuel Mestre / @santi_abascal
PublicidadJuega Limpio Orihuela

A gritos de “presidente, presidente” fue recibido Santiago Abascal en un abarrotado Pitiu Rochel de Alicante. El presidente de VOX es el político del momento que no solo encarna  un partido pujante sino “un movimiento de masas”. Esto queda reflejado con los sucesivos llenos por la geografía española y la capital alicantina no fue una excepción.

Un enérgico Abascal se subió al escenario y desde el atril empezó a “combatir” contra “la dictadura progre de lo políticamente correcto” que quiere “imponer” la izquierda con la que “la derechita cobarde” o “la veleta naranja” “se achican”. El líder de VOX y candidato a la presidencia del Gobierno “lanzó varios ataques” al PSOE y al PP ironizando con el lema de sus eslóganes electorales.

Publicidad

Sobre el PSOE, dijo que “La España que quiere” (lema socialista) Pedro Sánchez es “una España con ciudadanos de primera, de segunda, y  hasta de 17”, en clara alusión al Estado de las autonomías. Precisamente criticó “las dos varas de medir” del presidente del Gobierno dependiendo de las regiones españolas. Por un lado, “se premia la deslealtad de las comunidades autónomas lideradas por el separatismo”, y por el otro, “se castiga a las que son leales con el proyecto común de España”. Abascal subió el tono con una dura crítica hacia Pedro Sánchez afirmando que “no tiene un solo escrúpulo para seguir en el poder” tras “pactar con los separatistas, los proetarras y los comunistas chavistas” y de esta forma poner en riesgo la unidad de España.

Del mismo modo, le dijo al PSOE que “no le dé ninguna lección de nada” e incluso ni de “la igualdad” ni “la defensa de la mujer” por su “oposición” a la Prisión Permanente Revisable. Además, cuestionó tajantemente el significado de las siglas del partido hegemónico de la izquierda: “El PSOE ni es socialista, ni es obrero ni español”. Siguiendo la misma línea, acentuó su crítica al afirmar que “el problema” de España es el PSOE por “pactar” con “los separatistas y los terroristas” y “poner en riesgo” la unidad nacional.

Ante tal situación, Abascal presentó a VOX como “la solución” para resolver esta “amenaza” y tendió la mano tanto a los votantes socialistas, que estén decepcionados, como de derechas porque su partido es “la casa del sentido común y patriótico de las personas que comparten gentes de izquierdas y de derechas”. Además, puso valor que su partido y él mismo son “solo un instrumento al servicio de la unidad, la convivencia y las libertades”.

“El valor seguro” de “la derechita cobarde”

Como hemos mencionado anteriormente, Abascal también puso en duda el significado del lema electoral del PP. El líder de VOX ironizó que su ex partido es “un valor seguro” para mantener las políticas del PSOE (Ley Violencia de Género, Ley Memoria Histórica…) e incluso “yendo más allá” de los postulados de izquierda cuando subieron los impuestos “más de lo que pedía Izquierda Unida”. Abascal subió el tono para acusar al PP de “no atreverse con el socialismo: se achican y se van a un rinconcito a lloriquear”. Del otro componente del llamado bloque de derechas (Cs), también tuvo unas palabras.Los calificó de “veleta naranja” y estar en “el frente del extremo centro, el frente de la nada”.

Con respecto a Alicante, le hizo guiños con un nuevo Plan Hidrológico Nacional en el que “por fin habrá un discurso nacional del agua”.

Por último, tiene un gran presentimiento electoral para su formación: “Estamos a punto de que se produzca la gran sorpresa”. Para ello, animó a los suyos a “votar en masa” porque “somos un partido valiente” y “la solución para España”. Abascal, que fue interrumpido varias veces con las ovaciones continuadas de sus simpatizantes, terminó su discurso con un “Viva España”.

En el acto también intervinieron unos enérgicos y visiblemente emocionados Manuel Mestre (candidato de VOX al Congreso por la provincia de Alicante) y Ana Vega (candidata de VOX a las Cortes Valencianas por Alicante).

El broche final fue el tradicional himno de España. El mitín de VOX en Alicante se puede resumir como un éxito rotundo  por su exhibición de fuerza (más de 3.000 personas y otras miles no pudieron entrar tras completarse el aforo) que le llevó a ganar este “Súper finde alicantino”, al menos en afluencia de gente, ya veremos como se traduce el domingo que viene en la doble cita electoral…

 

 

 

 

Publicidad