Tejerina

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha pedido a los partidos, “especialmente al PSOE”, que se sumen a un Pacto Nacional por el Agua para que estas políticas queden definidas y no se vean interrumpidas con los posibles cambios de gobierno.

La ministra ha hecho este alegato con motivo de la inauguración del XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes de España, que se celebra hasta el viernes en Torrevieja y al que han asistido el president valenciano, el socialista Ximo Puig, el presidente de la Diputación alicantina, el popular César Sánchez, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, entre otros.

García Tejerina ha manifestado que las líneas estratégicas de un futuro Pacto Nacional del Agua ya han sido definidas por el Ejecutivo central con el consenso de los agentes implicados, y que “ahora es cuestión de sumar la voluntad de los partidos, especialmente del PSOE”.

Sin concretar una posible fecha para cerrar el citado Pacto, ha insistido en que “no es una condición caprichosa” la necesidad de un consenso de amplio espectro ya que, en caso contrario, los partidos que “están enfrente” podrían “interrumpir” las políticas que se acordaran “si es su deseo” en un futuro, algo que se refleja “la historia reciente de nuestro país”, en referencia implícita a la derogación del PHN hace más de una década.

Ante un millar de regantes de toda España reunidos por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) y la Comunidad de Regantes Riegos de Levante Margen Derecha del Segura, la ministra también ha apostado por continuar con la modernización de regadíos, y ha dicho que hay 800.000 hectáreas donde aún hay que actuar para ahorrar 1.000 hectómetros cúbicos más de agua.

Según la ministra, estas cantidades se sumarán a los más de 1,5 millones de hectáreas modernizadas en los últimos años que ya han permitido ahorrar unos 3.000 hectómetros cúbicos anuales. Ha puesto de manifiesto que España es una “potencia mundial en agricultura y alimentación, en gran medida por el regadío”, un sistema que “lleva riqueza a todos los rincones”, además de frenar la despoblación y fomentar que en esos territorios haya 6 veces más jóvenes y “más presencia de mujeres”.

Por ello, la ministra ha subrayado que “el regadío es irrenunciable”, aunque hay que seguir adaptándose mediante técnicas innovadoras. Del mismo modo, ha hecho hincapié en cada una de las actuaciones previstas tiene que ser técnica y económicamente “viable” y además, ha repetido, debe contar con un amplio consenso.

García Tejerina ha defendido el trabajo realizado por el Ministerio en la planificación de las cuencas, lo cual se traduce en 133.000 folios y 10.000 actuaciones propuestas, el 70 por ciento de carácter medioambiental y otras de gestión de inundaciones y distintas demandas.

Sobre los trasvases, la ministra ha defendido este tipo de transferencias hídricas pero siempre que haya “el acuerdo de todos los grupos políticos” ya que son infraestructuras que requieren de un dilatado tiempo de ejecución y de que no haya voluntad política de detenerlos por parte de futuros gobiernos.

Ha apuntado que el Ejecutivo central trabaja en el Júcar-Vinalopó para cerrar “pronto” el protocolo de gestión, algo que ve “tremendamente importante en esta región” y para lo que “se trabaja a la máxima velocidad para dejar ese trasvase perfectamente definido”.
También se ha referido al Tajo-Segura para señalar que el Gobierno defendió su “vitalidad” el pasado mandato atendiendo “todas las sensibilidades”.

Por un lado, se aumentó el mínimo a partir del cual trasvasar, al fijarse en 400 hectómetros cúbicos en la cabecera, y, por otro, garantizando las necesidades de la Comunitat Valenciana y Murcia a partir de esas reservas en los pantanos de Entrepeñas y Buendía.

PublicidadAcadèmia Valenciana de la Llengua   Desayuna con Diario de Alicante

2 COMENTARIOS