compromisos
RSU Orihuela

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha considerado que los presupuestos de la Generalitat para 2019, presentados por el Consell, marginan a la capital de la provincia y no contemplan ninguna de las grandes actuaciones que precisa la ciudad para su desarrollo futuro.

“Una vez más esta legislatura nos volvemos a quedar en el furgón de cola de las inversiones de gobierno del Botánico y somos discriminados por el Consell al no atender nuestras demandas, que ya expuse al presidente Ximo Puig en la primera reunión institucional que mantuve con él”.

A modo de ejemplo, el alcalde se ha referido a la decepcionante inversión que prevé el Consell para la Ciudad de la Justicia. “Somos la ciudad de la comunidad que tiene peores infraestructuras judiciales pese a ser la segunda capital de la Comunidad y lo que nos dedica el Consell para esta dotación son menos de 900.000 euros, que no sé si dará siquiera para la redacción de proyecto”.

De la misma forma, Barcala ha considerado que “estos presupuestos ficticios” también “dan la espalda a los ciudadanos de Alicante al consignar cantidades ridículas para los prometidos centros de salud. Hemos reclamado la construcción de tres nuevos centros de salud en Gabinet, Pau 2 y Playa de San Juan y lo que nos encontramos son algo más de trescientos mil euros para los tres. Con esta dotación ridícula los alicantinos seguiremos sufriendo las carencias en materia de sanidad a las que nos ha condenado este Consell”.

Para el alcalde de Alicante, “la Generalitat ha dado una vez más muestra de total insensibilidad con la ciudad de Alicante. Difícilmente se puede construir Comunidad si una parte de ella contempla año tras año cómo se la maltrata en sus reclamaciones de inversión. Ximo Puig ha demostrado una vez más que pese a que dice que no es centralista, sí lo es porque la mejor demostración de que uno no es centralista es atender con inversiones a todos los ciudadanos de la Comunidad. No tenemos en Alicante, con estos presupuestos, la sensación de que se nos haya tratado igual que a todos los ciudadanos de esta Comunidad. Llevamos mucho retraso en las infraestructuras que necesita Alicante para tener un futuro y el Consell sigue ignorándonos. La prueba de la voluntad de descentralizar son las inversiones y en Alicante brillan por su ausencia” .

Por último, para el alcalde “con estos presupuestos ficticios tenemos la certeza de que el Consell no va a poner ni un ladrillo en Alicante el año que viene, y que ni en el siguiente, ni en mucho tiempo, tendremos Ciudad de la Justicia, ni los centros de salud”.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante