Simulacro de rescate del servicio de socorrismo de Torrevieja en la Playa de La Mata

El concejal de playas, Javier Manzanares, ha felicitado el tiempo de reacción de los socorristas y del resto del personal.

Mata
PublicidadJuega Limpio Orihuela

El servicio de Socorrismo del Ayuntamiento de Torrevieja ha realizado hoy un simulacro de rescate de temporada alta en la playa de La Mata en la que se ha planteado una situación de emergencia fingiendo un ahogamiento de una persona en el agua, para lo que se ha activado el protocolo de actuaciones correspondiente y en el que han participado socorristas, jefes de puesto, los coordinadores, dos agentes de la Policía Local, además de personal sanitario.

El edil de Playas de Torrevieja, Javier Manzanares, que ha presenciado las actuaciones, ha declarado que desde la Concejalía de Playas se sentían muy orgullosos de que todo funcionara “de manera engrasada”. “Hemos organizado un simulacro, que solemos realizar todos los años, para contabilizar el tiempo de reacción tanto de los socorristas como de la llegada de la ambulancia, de la policía local y del traslado al hospital. Se ha certificado de nuevo que podemos estar seguros en nuestras playas”, ha manifestado.

Publicidad

El edil también ha destacado la rápida resolución del servicio de socorrismo. “Tenemos muy buenos profesionales en nuestras playas. El tiempo de reacción ante una persona en problemas, situada a 140-150 metros de la orilla, ha sido excelente”, ha afirmado.

En el simulacro se ha actuado sobre el ahogamiento de una supuesta víctima que se localizó a casi 150 metros de la orilla y había sufrido un infarto en el agua, provocando de este modo una situación de emergencia. Durante el ensayo, los socorristas siguieron una serie de pasos para salvarle la vida. En primer lugar, el técnico de socorrismo visualizó al bañista en apuros y avisó a su jefe de puesto, introduciéndose posteriormente al agua. Mientras tanto, el jefe de puesto se movilizó a la embarcación para recoger a la víctima. Además, se hizo con el material necesario para todo tipo de emergencias, como el desfibrilador, el semiautomático, el oxígeno y el botiquín.

Más tarde, se dio aviso a los servicios sanitarios. Se socorrió a la víctima del agua y se determinó que estaba sufriendo un paro cardiorrespiratorio. Los socorristas practicaron algunas técnicas básicas de salvamento acuático como la RCP, es decir, la compresión torácica. Al llegar la ambulancia, los técnicos de la misma se ocuparon del bañista afectado con su equipamiento profesional.

Después de unos 10 minutos de maniobras, la víctima se estabilizó y se evacuó al Hospital Universitario de Torrevieja. Tras su traslado, se recogió el material utilizado durante la intervención y se intentó que los bañistas de la playa volvieran a la normalidad. Por último, se realizó un informe con todos los datos recolectados del incidente.

Publicidad