fbpx

Sánchez anuncia una batería de medidas para reparar a las víctimas de la dictadura franquista

Sánchez: “Gracias al diálogo social fijaremos el horizonte del salario mínimo al final de la legislatura en el 60% del salario medio de nuestro país".

Sánchez comparecía hoy ante la Cámara para exponer sus propuestas a los diputados en aras de ser nombrado presidente, sabiendo que el domingo habrá una primera votación que no saldrá adelante y preparándose para la votación del martes donde, si no cambia ningún voto, será investido por mayoría simple con 167 votos a favor, 164 en contra y 19 abstenciones.

“Buenos días. No se va a romper España, no se va a romper la Constitución. Aquí lo que se va a romper es el bloqueo al Gobierno progresista democráticamente elegido por los españoles”. Así abría el presidente su intervención en el debate de investidura en alusión tanto a la situación política que se ha vivido este último año en la búsqueda de formación de gobierno como a los temores expresados por algunos grupos en relación a los apoyos obtenidos por Sánchez. Durante su intervención, el candidato a la presidencia ha abordado la situación, tratando de disipar estos miedos usando los resultados de las elecciones “Los españoles han votado Gobierno, no han votado bloqueo, no han votado parálisis. Todas las soluciones, señorías, son respetables, y no lo es la falta de solución. Por eso quiero mostrar mi pesar por la actitud de la derecha a negarse a solucionar la gobernabilidad”. Con estas palabras, Sánchez se dirigía a los llamados “Constitucionalistas”, quienes han mostrado su preocupación por los “apoyos” que ha obtenido este, tanto para su investidura como para formar gobierno, recordándoles que son partidos democráticos amparados por la Constitución. Manteniendo esta línea, el candidato ha querido señalar que “El proyecto de la coalición progresista está indisolublemente ligado a la libertad. La libertad no para hacer nuestro capricho, sino para no estar sometido al capricho de nadie. Para expresarse. Una libertad que riñe con la ley mordaza o para prohibir organizaciones si no piensan como uno. Una libertad para vivir plenamente y para administrar con dignidad el fin de la propia vida. Una libertad para no soportar persecución ni postergación por la libertad sexual, la raza o la procedencia”.

Como resulta evidente, gran parte de la intervención de Sánchez ha oscilado en torno al apoyo, que ahora podría peligrar a raíz de la sentencia de la JEC, que recibirá en forma de abstención para obtener la presidencia por parte de ERC. Por tanto, el conflicto catalán, como viene siendo habitual, ha tenido protagonismo en el debate, donde Pedro ha expuesto la intención de retomar la vía política, alejándose de la judicial que ha imperado en los últimos meses, incluyendo su mandato como presidente y presidente en funciones. “Lo que propongo a esta Cámara es recomenzar. Necesitamos recomenzar. Retomar el diálogo en el punto en el que los agravios comenzaron a acumularse. Retomar, en definitiva, la senda de la política dejando atrás la judicialización del conflicto”.

Tampoco han faltado las propuestas y medidas de gobierno: El incremento de la inversión en educación al 5% del PIB, el no incremento de los impuestos a las clases medias en contraposición al incremento a las rentas superiores a 130.000 euros anuales, una ley de plásticos de un solo uso, la ampliación del bono social y prohibición de los cortes de servicios a las familias vulnerables, medidas para resarcir a las víctimas del franquismo, prohibición de la prostitución, una nueva ley físcal… entre otras medidas. “Nos comprometemos a extender el conjunto de los servicios públicos de bienestar a toda la ciudadanía, al margen de su tamaño, el grado de dispersión o el envejecimiento de su población” añadía Sánchez, aludiendo al carácter social que pretende dar a su legislatura.

Artículos relacionados

CatalanSpanish