La comercialización de las urnas como elementos que pasarán a la historia no se han hecho de esperar. Evidentemente no ha faltado quien, después del riesgo vivido ayer de perder la urna, ha decidido ponerle precio.

Así lo hizo ya anoche nada más acabar el referéndum un vecino de Lleida, quien no dudó en ponerla en una web a pública subasta, que se inicia en la modesta cantidad de 100 euros.

“Casi a estrenar”

Al propietario no le han faltado adjetivos para valorar el trofeo: “casi a estrenar, con un solo uso y sin ser tocada por guardia civil o policía nacional” ha señalado en la descripción del artículo. Como obsequio regala una papeleta y sobre conmemorativo de la jornada de ayer.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante