El Palacio Provincial recibe la visita de los niños saharauis del Programa Vacaciones en Paz

El Palacio Provincial ha acogido esta mañana la visita de los niños saharauis que este verano se encuentran en la provincia de Alicante en el marco del Programa Vacaciones en Paz.

paz
Juega Limpio Orihuela

El Palacio Provincial ha acogido esta mañana la visita de los niños saharauis que este verano se encuentran en la provincia de Alicante en el marco del Programa Vacaciones en Paz. La diputada de Familia y Ciudadanía, Mercedes Alonso, ha sido la encargada de dar la bienvenida en el Salón de Plenos a los pequeños, quienes, procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf, permanecerán durante los meses de julio y agosto con familias de acogida alicantinas, a quienes la diputada ha agradecido su compromiso con este proyecto.

Este año, un total de 135 niños – de los 4.500 que llegan a España- están en Alicante gracias a este programa que cuenta con la colaboración de la Diputación de Alicante, institución que también apoya otras iniciativas dirigidas al pueblo saharaui como es la Casa de la Dignidad para niños y niñas enfermos que gestiona la Asociación Dar-Al-Karama.

“Queremos mostrar la solidaridad del pueblo alicantino hacia el pueblo saharaui, que deseamos y esperamos tenga pronto su territorio y sea libre”,ha indicado Alonso, quien ha destacado la importancia de “seguir colaborando para mejorar la condiciones de vida de estos refugiados”.

El acto ha contado con la presencia del delegado del Gobierno Saharaui en la provincia de Alicante, Lehbib Ali Salem, y de la presidenta de la Asociación Ayuda al Sáhara Occidental de Elche y coordinadora provincial, Ángela Carrillo, quien ha explicado que el programa va dirigido a niños de entre 10 y 12 años. Los menores, durante su estancia en España, pasan también revisiones médicas dirigidas a mejorar su estado de salud.

“Estos niños son embajadores de su pueblo”, ha indicado Carrillo, quien ha insistido en la necesidad de la implicación pública y privada en este proyecto, ya que el viaje de cada menor tiene un coste aproximado de 600 euros. Asimismo, cada año salen desde el Puerto de Alicante tres caravanas de ayuda humanitaria con destino a los campamentos de refugiados.