fbpx

Quinto mes de reducción del paro en Alicante

Alicante recorta 2.922 inscripciones al paro registrado respecto al mes de junio, en un mercado marcado por la estacionalidad y temporalidad.

Como es habitual en un mes de julio en un mercado productivo marcado por la estacionalidad y la temporalidad, Alicante recorta 2.922 inscripciones al paro. Registrado respecto al mes de junio, un mes que, como mayo, ha recuperado más empleo que este julio. Si observamos el periodo marzo a julio del año pasado y de este, observamos que la reducción del paro en esos meses de 2021 supone el 76’9% del aumento del desempleo en el mismo periodo de 2020. Entre marzo y julio de 2020, el paro aumentó en 25.957 personas. Este año y en esos meses, la reducción de las listas del LABORA ha sido de 19.963 personas.

Estos datos muestran que se va recuperando la actividad dentro de los márgenes que permiten las medidas sanitarias de control de la pandemia. Esta situación es la esperable ya que el desempleo ligado al COVID debe ser coyuntural. La desaparición de empresas que no pueden aguantar con las limitaciones en la actividad hace prever que aumente el desempleo estructural cuando, todavía no hemos recuperado ni el empleo perdido por la crisis de 2008 ni el que está deteriorando la reforma laboral de 2012.

El sector servicios sigue en cabeza

Estos son datos que siguen mostrando que no se está modificando el patrón productivo provincial. Que la “nueva normalidad”, al menos en el empleo, es la “antigua normalidad” caracterizada por poco y mal empleo (rotaciones, economía sumergida, estacionalidad, bajos salarios que suponen bajas prestaciones y pensiones, marginación de la mujer en el empleo,…). Además del urgente cambio de modelo productivo, es necesario que la ciudadanía nos mantengamos en alerta respecto a los contagios por COVID. También que cumplamos a rajatabla las recomendaciones de los organismos sanitarios públicos; mientras la cifras no mejoren vamos a continuar con un sistema productivo a medio gas, además de con la enorme amenaza para nuestra salud que supone la pandemia.

Como es natural, el desempleo se reduce por la influencia del todopoderoso sector servicios. Este recorta 2.879 personas en paro registrado y que, además, acapara el 76’8% de los contratos celebrados este mes de julio. La contratación ha seguido estando marcada por la temporalidad que supone el 91’4% del total de los contratos realizados. También en este indicador observamos que el mercado productivo no está completamente recuperado. Si comparamos estos datos de contratación con la evolución en julio de 2019 resulta que en julio de 2021 se han firmado un 22’6% menos de contratos. Un 23’9% menos de temporales y un 11’5% menos de indefinidos, y eso que el de 2009 fue el peor mes de julio desde 2008.

Respecto a la evolución de la media de afiliación a la Seguridad Social, se registran subidas generalizadas. El aumento de 9.906 afiliaciones respecto a junio muestra, no sólo que hay más personas trabajando, sino que, además, el tiempo de trabajo aumenta.

Artículos relacionados

CatalanSpanish