fbpx

¿Qué pasó con el operario que metió la bola en el bombo de la Lotería de Navidad?

La polémica se disparó cuando uno de los operarios de Loterías y Apuestas del Estado metió manualmente una bola en el bombo.

Muchos recordamos el incidente del sorteo de la Lotería Nacional de 2019, cuando parecía que todo sucedía en el Teatro Real igual que cada año, el público se dio cuenta de cómo un operario metía lo que parecía una bola extra en uno de los bombos.

La anécdota suscitó una gran polémica en las redes sociales, acusando de una posible manipulación del sorteo del Gordo, incluso, pidiendo que se repitiera el sorteo de Navidad por posible «tongo».

El encargado de Loterías y Apuestas del Estado introdujo algo en uno de los bombos antes de cerrarlo que no pasó desapercibido por los millones de personas que vieron las imágenes. Tras entrar todas las bolas, el señor introduce su mano en el bombo, ligeramente, y deja caer algo.

Desde Loterías y Apuestas del Estado aclararon que «una de las circunstancias previstas en el proceso de introducción de las bolas en los bombos es que alguna pueda rebotar hacia al exterior». Es decir, que una de las bolas debió caer fuera y el operario la metió manualmente.

Además, desde el organismo añadieron que «en ese caso el protocolo establecido indica que el operario responsable de la introducción de las bolas en el bombo debe proceder a su introducción manual en el mismo. Esta circunstancia fue la acaecida en la mañana de hoy y que ha podido observarse en alguna de las imágenes del proceso».

https://twitter.com/i/status/1208678106669764608

La polémica llegó más lejos y acabó en los tribunales, ya que denunciaron la manipulación del sorteo de Navidad. La Fiscalía de la Audiencia Nacional admitió las denuncias y solicitó al juez que recabase información de Loterías y Apuestas del Estado por el incidente.

Según explica el informe, las irregularidades denunciadas hacen referencia a dos actos concretos: dos bolas que se salieron del bombo, por lo que fueron inmediatamente introducidas de nuevo por el empleado de forma manual y, por otro lado, que un miembro del personal introdujo una bola extra que le habían dado antes del sorteo otros trabajadores.

Finalmente se descartó que hubiera delito y el procedimiento quedó archivado. Sin embargo, muchas personas siguen pensando que hubo «tongo» en el sorteo de Navidad de 2019 y que el operario fue «el culpable» de la mala suerte durante el año 2020.

CatalanSpanish