Puig anuncia su proyecto para “mejorar la movilidad” en Alicante: 30 millones para conectar el TRAM de Luceros con Renfe

El presidente de la Generalitat baraja que esta "rigurosa" y "seria" inversión estaría finalizada en 2023. Del mismo modo, recalca su "compromiso" con la capital alicantina y define de "arrebato partidista" el rechazo de Barcala al convenio con Avant.

Ximo Puig y Paco Sanguino subiendo las escaleras de la estación del TRAM en Luceros /Alex Ferrer.
Ximo Puig y Paco Sanguino subiendo las escaleras de la estación del TRAM en Luceros /Alex Ferrer.
Juega Limpio Orihuela

En plena precampaña electoral, los partidos políticos con sus respectivos candidatos van anunciando sus “medidas estrellas”. Esta mañana, sólo cuatro días después de prometer en la Universidad de Alicante “matrícula gratuita” a aquellos universitarios que aprueben todo en el curso anterior, Ximo Puig ha vuelto a lanzar un “ambicioso” proyecto en la capital de la Costa Blanca y que afecta de lleno a Alicante. El presidente de la Generalitat, en la misma plaza de los Luceros, se ha comprometido a realizar una inversión de 30 millones de euros para prolongar el servicio de tranvía hasta la estación de tren. Se ha marcado un plazo máximo de cuatro años para el inicio de su funcionamiento.

Ximo Puig ha hecho oficial este anuncio junto al alcadable del PSPV en Alicante, Paco Sanguino. El jefe del ejecutivo valenciano ha desgranado la hoja de ruta de este proyecto: Actualizar el proyecto redactado con la misión de que pueda licitarse antes de que concluya el 2019. Si se logra esto, las obras podrían adjudicarse en 2020. Estos movimientos nos llevarían a que para “finales de 2022 o como máximo a principios de 2023” estuviera finalizado y en servicio el tramo entre la estación de Luceros y la terminal de ferrocarril de Renfe. Del mismo modo, Puig ha incidido en que para su gobierno es “fundamental dar una solución de intermodalidad a la conexión Luceros, Adif y Renfe”, y prometió que estará presente en su programa electoral. Pero, ¿qué se pretende con esta medida? El líder socialista quiere acabar con unas deficiencias básicas que la ciudad de Alicante sufre, en materia de movilidad, en su pleno “corazón”. Para ello, quiere que cualquier usuario de Renfe  pueda coger, desde la misma estación, un tranvía, sin tener que abandonar el edificio y recorrer a pie la avenida de la Estación hasta llegar a Luceros.

Por otra parte, Puig “ha sacado pecho” con la gestión realizada por el Consell en materia de transporte en Alicante: “Hemos trabajado intensamente en mejorar algunos de los bucles que existían, como la Serra Grossa o la Vía Parque”. Siguiendo la misma línea, ha defendido “la viabilidad” de sus recientes y próximos proyectos: “Todas las propuestas que incluyamos en nuestro programa electoral son serias, rigurosas y razonables porque sabemos cuáles son las disponibilidades presupuestarias”.

Puig critica la postura de Barcala con Avant

El presidente de la Generalitat “se arremangó la camisa” para adentrarse en una de las polémicas de las últimas horas entre el ejecutivo de Pedro Sánchez y el gobierno municipal de Alicante, liderado por el alcalde popular Luis Barcala. ¿El motivo? La propuesta de adenda al convenio sobre la sociedad Avant y el futuro de la planificación del proyecto de urbanización de los terrenos liberados de las vías. La postura del Ayuntamiento de Alicante es rotunda: rechazo absoluto porque “se discrimina a Alicante” y vuelta a negociar el convenio. En ese sentido, Ximo Puig criticó el gesto del ejecutivo de Barcala: “Momento electoralista o arrebato partidista porque no tiene ningún tipo de racionalidad. La gobernabilidad debe estar por encima del partidismo y las instituciones deben aceptar los acuerdos que se han producido en otros momentos”.

Por otra parte, Puig le recordó a Barcala que este es “un convenio que se firmó con el Gobierno del PP” y recurrió a la votación de los Presupuestos Generales para contestar a  la petición que ha hecho el PP, para que se vuelve a negociar las condiciones de esa adenda,  con el objetivo de recuperar determinadas  inversiones perdidas: “Esas inversiones ya figuran en el Plan de Cercanías y en los Presupuestos Generales del Estado que el PP y los independentistas tumbaron”.

Por último, le instó a Barcala a que “cumpla con los acuerdos” porque “no discriminan a Alicante”  y enfatizó en su implicación con la capital alicantina: “Nosotros tenemos un compromiso con Alicante y eso lo demostramos día a día, no hacen falta estridencias ni arrebatos partidistas, lo que se debe hacer es mejorar”.