fbpx

El PSOE se boicotea a sí mismo

David Ingelmo escribe un artículo de opinión sobre el PSOE y la formación de Gobierno.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha amenazado con intervenir económicamente a la actual Junta de Andalucía, dirigida por el PP y Ciudadanos, por las cuentas aprobadas en 2018 por la entonces consejera de Hacienda, María Jesús Montero. Es decir, el PSOE se boicotea a sí mismo.

No nos puede sorprender viviendo de un partido que ha boicoteado a la separación de poderes con la aprobación de la Ley Orgánica del Poder Judicial, al sistema electoral con una LOREG actualmente tan criticada, al pluralismo sindical al dar prevalencia a los “sindicatos más representativos” en la Ley Orgánica de Libertad Sindical, y a unos municipios desnudos sin prácticamente competencias como “hermanos pobres” de las CCAA en la Ley de Bases de Régimen Local. Todo ello con la amplísima mayoría absoluta de los años 80 de Felipe González. Cuando tienen mucho poder, en ocasiones dan miedito.

También hemos visto esta semana a un PSOE dialogando con EH Bildu, esa formación política apoyada por ex-etarras como el demócrata y pacifista Arnaldo Otegi, dando una imagen cuya cara de Simancas en la foto de la reunión lo dice todo. Y, ya que están, dando más votos a un Vox que ni han invitado a la mesa y que se beneficia de esta situación de polarización política. Vox podría tener ciertas similitudes con el lenguaje populista de EH Bildu, pero Abascal no ha asesinado a nadie, y eso le hace tener una mayor dignidad moral en la opinión pública.

Todo esto, a días de la resolución del TJUE sobre la inmunidad de Junqueras y Puigdemont y del Congreso de ERC, mientras al PSOE no se le ocurre otra cosa que presionarles para la investidura. Otro boicot más a sí mismos.

David Ingelmo Rodríguez.

Politólogo. Málaga.

Artículos relacionados

CatalanSpanish