Noticias de Alicante y provincia

martes, 31 enero 2023

Ocho años de prisión por violar a una mujer en San Vicente

Al mismo tiempo establece la obligación de indemnizar la víctima con 12.000 euros por el mal moral ocasionado.

La Audiencia de Alicante ha condenado a un hombre a ocho años de prisión por agredir sexualmente a una chica colombiana con la que había pasado una noche de fiesta con otro amigo, en una urbanización de San Vicente del Raspeig.

- Advertisement -

Según adelanta À Punt, el tribunal considera probado que el hombre de 45 años forzó sexualmente a la mujer en al menos dos ocasiones, después de haber estado consumiendo alcohol y cocaína y que ella accediera a realizar un striptease a cambio de dinero.

En el transcurso de la velada, el hombre le ofreció 100 euros, aunque ella dejó claro «que no iba a tener relaciones sexuales con él». Al final del baile, el propietario de la vivienda pidió al acusado y a la chica que abandonaron la casa.

- Advertisement -

El hombre salió antes, pero la esperó fuera para ofrecerse a acompañarla a coger un taxi. Al llegar a un descampado próximo, «la echó al suelo, la abofeteó» y le dijo que la «descuartizaría» si no hacía lo que le decía. Después, la condujo en su casa, situada muy cerca, «le mostró un armario con armas de fuego y le dijo que se quitara la ropa y que si intentaba escapar, la mataría».

Según la sentencia, ella obedeció y pidió ir al baño, donde intentó telefonear a la policía y no pudo y, al volver, el acusado la echó sobre un colchón y la penetró. Además, la agresión sexual se reprodujo al día siguiente, hasta que, la mujer aprovechó una distracción para salir de la vivienda medio desnuda, saltar la valla y pedir ayuda a un vecino, que telefoneó a la policía.

El acusado negó los hechos y aseguró que la relación sexual había sido consentida y que, después de que la chica dejara su vivienda de manera repentina, avisó sus padres que había pasado una noche de fiesta con una mujer.

En la declaración añadió que los dos habían consumido alcohol y cocaína y en su defensa solicitó la libre absolución al negar la existencia de delito.

Sin embargo, el tribunal confiere credibilidad a la versión de la denunciante al considerar que mantuvo una versión coherente y persistente. Además, añade el relato del vecino que le prestó auxilio, quien aseguró que la encontró «demacrada, nerviosa y muy sucia», mientras «miraba continuamente hacia la calle con miedo».

El tribunal tiene en consideración el relato de uno de los agentes de la Guardia Civil que asistió la chica, quien confirmó que se encontraba semidesnuda y muy alterada.

Por todo esto, el tribunal considera que los hechos probados son constitutivos de un delito continuado de agresión sexual, sin uso de violencia o intimidación ni el uso de armas.

La sentencia es recurrible en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) en el plazo de diez días.

CatalàEspañol