Un grupo de presos de Fontcalent acorrala y propina una paliza a otro interno

Un grupo de presos del centro penitenciario de Fontcalent (Alicante) acorralaron y propinaron una paliza a otro interno en un suceso que se registró ayer martes en torno a las 18.00 horas, según ha denunciado este miércoles el sindicato de funcionarios Acaip-UGT.

Juega Limpio Orihuela

Un grupo de presos del centro penitenciario de Fontcalent (Alicante) acorralaron y propinaron una paliza a otro interno en un suceso que se registró ayer martes en torno a las 18.00 horas, según ha denunciado este miércoles el sindicato de funcionarios Acaip-UGT.

Al parecer, la agresión se produjo porque el módulo de aislamiento tiene “comunicación directa” con el módulo 2, donde se produjo la agresión. Según han señalado a Europa Press este miércoles fuentes sindicales, los hechos se produjeron en las duchas del módulo 2 y fue la rápida intervención de los funcionarios de servicio lo que evitó que la presunta víctima sufriera heridas graves.

Los hechos se originaron por una supuesta disputa que hubo hace unas semanas tras acusar el preso agredido a otro de robarle.

Desde Acaip-UGT han denunciado que “la galería de aislamiento ubicada en el módulo 2, no reúne las condiciones mínimas de seguridad que requieren este tipo de internos, ya que hay una comunicación directa con el resto del módulo”.

Así, han explicado que la galería se instaló provisionalmente en este módulo residencial mientras duraban las obras de remodelación del módulo de aislamiento, pero “esta provisionalidad dura ya más de dos años”.

En ese sentido, han achacado a la falta de personal, que ronda el 40%, según reconoce la propia dirección en un informe interno, “impide que se pueda abrir este módulo”.

Las citadas fuentes han vuelto a exigir a la administración que “revise la relación de puestos de trabajo de Fontcalent y se le dote del personal necesario para evitar incidentes de este tipo y poder garantizar la seguridad de los presos y trabajadores”.

Para el sindicato, ese déficit de funcionarios provoca que, además del módulo de aislamiento, permanezcan cerrados dos módulos residenciales, lo que dificulta la separación interior de los internos, y con ello aumenta la conflictividad entre los mismos.

Así, han detallado que se generan grupos y clanes a los que no se les puede dispersar por el centro, y la condición de internos preventivos dificulta su traslado a otras prisiones.