fbpx

La planta de transferencia de residuos de Dolores comienza a funcionar

Mollà visita la primera planta autorizada de transferencia de residuos de La Vega Baja antes de su puesta en marcha.

La Presidenta del Consorcio Vega Baja Sostenible, Teresa Belmonte, la Consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollá, el Diputado Medio Ambiente, Energía y Residuos Sólidos de la Diputación de Alicante, Miguel Ángel Sánchez, Joan Piquer, director general de Calidad y Educación Ambiental acompañados por el alcalde de Dolores, Joaquín Hernández, han visitado esta mañana el polígono industrial de Dolores donde se sitúa la primera planta autorizada de transferencia de residuos de la Vega Baja antes de su puesta en marcha, que será de manera inmediata, en el plazo aproximado de 20 días.

La actuación, que tiene un presupuesto total de ejecución de 2.855.497,21 €, está financiada en su totalidad mediante convenio de colaboración entre el Consorcio Vega Baja Sostenible y la Generalitat Valenciana.

La nueva planta de transferencia, que cumple el calendario previsto, supondrá un ahorro para los ayuntamientos de la comarca, al resultar más económica la labor de recogida y transporte de residuos, y permitirá reducir más del 60% de emisiones asociadas al transporte con respecto a los sistemas de recogida actuales.

Con su puesta en marcha la presidenta del Consorcio Vega Baja Sostenible ha manifestado que se logrará una gestión de los residuos más eficiente y respetuosa con el Medio Ambiente “tiene capacidad para el 90% de los residuos que genera la Vega Baja hasta que en 2022 la planta comience a trabajar los bioresiduos con el tratamiento de residuos de manera diferenciada, lo que hará el volumen de transferencia disminuya y llegaremos al 100% de la capacidad de residuos”.

Por su parte, la consellera ha señalado que “es un hito histórico porque es la primera planta de transferencia autorizada en la Vega Baja, algo completamente insólito”, destacando que “esta planta abre camino en la gestión de residuos en la Vega Baja”, algo que ha señalado como histórico.

La planta de transferencia recibirá los residuos de todos los municipios de la Vega Baja donde se compactarán para su posterior traslado a las plantas de tratamiento. La planta acogerá entre 125.000 y 150.000 toneladas de residuos sólidos urbanos, voluminosos, fracción orgánica de los residuos municipales, restos de podas y algas. La instalación consta de una parcela con una superficie de 6.688,80 m2, adaptada a la normativa europea sobre el tratamiento de residuos.

El 16 de agosto se publicó el Dictamen Ambiental favorable de la Dirección Territorial de Alicante y el Ayuntamiento, así como la licencia ambiental correspondiente. De este modo la planta de transferencia ya está a disposición del Consorcio para que se pueda poner en marcha en cuánto sus órganos de gobierno determinen.

Artículos relacionados

CatalanSpanish