Noticias de Alicante y provincia

sábado, 24 febrero 2024

Pimesa encarga la redacción del proyecto del quinto edificio del barrio de San Antón

El alcalde, Carlos González, explica que el bloque se levantará en una parcela propiedad municipal y supondrá la creación de 45 nuevas vivienda.

El alcalde, Carlos González, ha anunciado que la empresa municipal PIMESA ha iniciado los trámites para la contratación de los servicios de asistencia técnica de redacción de proyectos y dirección de obras para la construcción de un edificio de viviendas sobre la Parcela nº5.

El regidor ha explicado que se trata de levantar este nuevo edificio en una parcela propiedad municipal disponible en el Barrio San Antón (la Parcela nº5 del PRIM), con una superficie de 872 m2 y un potencial de aproximadamente 45 viviendas. Cuando concluyan el cuarto y el quinto bloque, y de contar los tres primeros edificios materializados, serán cerca de 400 las viviendas construidas en el Área de Renovación y Regeneración Urbana (ARRU) de San Antón.

“El objetivo de poder disponer en pocos meses de una propuesta edificatoria en el ámbito del Barrio San Antón que permita conseguir fondos públicos para acometer una nueva fase del proyecto de renovación urbana de este Barrio, o bien para construir un edificio en régimen de alquiler asequible, incrementando el Parque Público de vivienda municipal, destinado exclusivamente a familias del Barrio”, ha explicado el alcalde.

La construcción de un nuevo edificio sobre dicha parcela permitirá continuar a corto plazo con el proceso de renovación urbana del Barrio San Antón, siendo necesario para ello disponer de un proyecto edificatorio que se pueda acoger a la financiación recogida en alguno de los Programas del Plan Estatal de Acceso a la Vivienda 2022-2025 o del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Asimismo, se aprobó la certificación nº 13 de la obra ejecutada en el mes de marzo de 2023 del cuarto edificio en construcción de 54 viviendas, situado en la calle Obispo Cubero, nº 6, que contaba en esa fecha con un grado de avance de las obras del 29,11%.

Por otra parte y también en el barrio de San Antón, el Consejo de Administración acordó adjudicar el Local 1 del Edificio 1, situado en la calle Francisco Pérez Campillo, nº 24, con una superficie de 56,71 m2 y con un precio neto de 56.142,90 euros, más IVA, que se destinará al establecimiento de una panadería-cafetería.

Facilitar la obtención de ayudas para la rehabilitación de edificios

Por otra parte, la empresa municipal va a llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a apoyar a personas con alto grado de vulnerabilidad que quieran participar en el Programa de ayuda en actuaciones para llevar a cabo la rehabilitación de sus edificios.

El alcalde ha recordado que tanto el Ayuntamiento de Elche como la Generalitat Valenciana están apostando por promover la rehabilitación de edificios ocupados por personas con un alto grado de vulnerabilidad, con la finalidad de favorecer la llegada de ayudas públicas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia a los colectivos más desfavorecidos, complementando con esta política las actuaciones de renovación urbana promovidas en los Barrios San Antón y Porfirio Pascual que gestiona PIMESA.

El programa de ayudas a nivel de edificios de la Generalitat tiene como objeto la financiación de obras o actuaciones en los edificios de uso predominante residencial en las que se obtenga una mejora acreditada de la eficiencia energética, con especial atención a la envolvente edificatoria en edificios de tipología residencial colectiva, incluyendo sus viviendas.

La edil de Urbanismo, Ana Arabid, ha indicado que las ayudas a nivel de edificio, en función del ahorro energético conseguido, pueden llegar a alcanzar hasta el 80% del coste de la actuación con un importe máximo de 18.800 euros por vivienda.

Existen además unas ayudas complementarias personales por motivos de vulnerabilidad que podrán alcanzar hasta el 100% del coste de la actuación, con un límite de 23.500 euros por vivienda, unas ayudas complementarias para la retirada, manipulación, transporte y gestión de residuos de amianto de hasta 1.000 euros por vivienda o 12.000 euros por edificios, y una ayuda complementaria de la Generalitat en edificios ocupados por personas con un alto grado de vulnerabilidad de 2.000 euros adicionales por vivienda, sin sobrepasar la inversión realizada.

Se trata de una concesión de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva en el que el criterio para la tramitación de las solicitudes será el orden de presentación de las mismas. El plazo para la presentación de la solicitud de ayudas se iniciará el 6 de junio de 2023 y finalizará el 28 de diciembre de 2023, ambos inclusive.

“PIMESA va a actuar como agente de la rehabilitación, aportando como empresa pública un servicio a la ciudadanía, en especial a las personas con alta vulnerabilidad, con una atención personalizada y de proximidad, y una relevante experiencia en materia de fomento y acompañamiento en este tipo de actuaciones que implican conocimientos técnicos y de gestión especializada”, ha destacado la concejala.

El agente rehabilitador gestiona directamente mediante un “contrato llave en mano” la ejecución material de las actuaciones a realizar durante un plazo determinado y por un precio cerrado global.

En la relación contractual del agente de la rehabilitación con la Comunidad de personas propietarias debe quedar pactada cuál es la obra que se va a realizar, el precio de esta y su forma de financiación indicando claramente cuál es la subvención por recibir y la cantidad restante que debe abonar la Comunidad de propietarios, así como la financiación conseguida, en su caso.

Por tanto, el agente de la rehabilitación es el que realiza la actuación a su cargo asumiendo el coste de esta pudiendo ser perceptor de la subvención, mediante el mecanismo de cesión del cobro. El agente se encargará también de realizar la tramitación de las ayudas en nombre de la comunidad.

Las funciones para desarrollar por PIMESA serán todas aquellas derivadas de la fórmula “llave en mano”. Entre otras, diseñar la estrategia de financiación de la actuación para poder llevarla a cabo, recabar las memorias o proyectos técnicos de ejecución, contratar con terceros todas las acciones necesarias para la ejecución de las actuaciones de rehabilitación, tramitar la solicitud de ayudas pudiendo tener la consideración de perceptor de las ayudas, justificar una vez terminadas las obras el cumplimiento de las condiciones necesarias para el otorgamiento de la subvención o tramitar los expedientes personales de ayuda adicional que corresponda de aquellas personas beneficiarias de las ayudas en situación de vulnerabilidad.

Para todo ello, Pimesa solicitará su inscripción como agente de la rehabilitación en el Registro de gestores y Agentes Rehabilitadores de la Vivienda de la Generalitat Valenciana.