Pequeños con cáncer, modelos por un día

El Hospital General de Alicante en colaboración con una veintena de entidades, celebra un acto solidario de moda con los niños oncológicos como protagonistas.

Juega Limpio Orihuela

Alrededor de 40 niños y niñas de la Unidad de Oncología Infantil del Hospital General Universitario de Alicante desfilarán esta tarde en un evento único. Se trata del primer Desfile Benéfico hecho por y para pacientes pediátricos con cáncer, organizado por la Unidad Pedagógica Hospitalaria (UPH) del centro, en colaboración con una veintena de entidades y firmas.

En el acto estarán presentes, por parte de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, el gerente del Departamento de Salud Alicante-Hospital General, Miguel Ángel García y el director de Enfermería, Juan Félix Coello. En representación de la Dirección Territorial de Educación, el inspector de las UPH de la provincia, Vicente Sánchez; Antoni Ferreres, inspector secretario del Servicio Territorial de Inspección Educativa; así como otros inspectores educativos en activo y otros ya jubilados, que formaron una parte importante de la UPH del Hospital General en sus inicios.

También asistirá el alcalde del Ayuntamiento de Alicante, Luis Barcala; la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez; y los ediles de Cultura, Deportes, Fiestas y Urbanismo, Antonio Manresa, José Luis Berenguer, Manolo Jiménez y Adrián Santos, respectivamente.

La presentación del acto va a correr a cargo de la polifacética Fiona Ferrer Leoni, experta en moda, escritora y empresaria, que se ha sumado de manera desinteresada a la causa. Tampoco se han querido perder este momento la alicantina Ana Ponce, modelo reconocida a nivel internacional y las ‘influencers’ Lola Lolita, Sofía Surfers, Esther, de Mi Bebé Molón y Victoria Maldonado, de España América.

Demostración de vida a la sociedad

Este desfile tan especial se va a celebrar a las 19 horas en el Aula de Cultura Chalet del Ingeniero de Tranvías, cedida por el Ayuntamiento de Alicante, y los fondos recaudados serán destinados a la UPH y a las asociaciones PayaSOSpital y Aspanion, que trabajan cada día para aportar a estos niños una mejor calidad de vida.

“Los pequeños, algunos de ellos en tratamiento en la actualidad y otros en seguimiento, se van a convertir en modelos por un día y cruzarán la pasarela, atravesando también el miedo, y sintiendo que, a pesar de la enfermedad, pueden hacer todo lo que se propongan y demostrárselo a la sociedad”, ha subrayado la coordinadora de la UPH, Marisa Ibáñez.

La normalización de las vidas de los pequeños estudiantes es un objetivo que está enraizado en la propia filosofía del aula hospitalaria, un particular “cole” que les recuerda que, “a pesar de que el ingreso puede generar ansiedad y angustia, su vida sigue y su formación educativa y su ilusión por aprender, también”, ha explicado Ibáñez.

El programa educativo de la UPH desarrolla la creatividad y potencia la participación de los alumnos, de tal manera que el Desfile Benéfico es una iniciativa que surgió como respuesta a las necesidades de los propios niños. “Este año hemos tenido algunos alumnos a los que les fascinaba la moda, lo que nos llevó a hacer un taller de imagen personal, en colaboración con El Corte Inglés, y de ahí nació la idea de organizar un desfile de moda para que ellos fueran los protagonistas”, aclara la coordinadora de la UPH.

Cada uno de los pequeños que van a desfilar, con edades que oscilan entre los 2 y los 17 años, han seleccionado las prendas que van a llevar y El Corte Inglés los vestirá para la ocasión.

“La ilusión que tienen es tan grande que muchos se han despertado días atrás preguntando, “¿es hoy ya el desfile?”. Sin duda, las actividades como esta sirven para paliar los efectos de la hospitalización, y las familias, conscientes de ello, se han involucrado desde el principio”, ha reconocido.

25 años de ilusiones y aprendizaje

La Unidad Pedagógica Hospitalaria del Hospital de Alicante es la más antigua de la provincia y, precisamente, este curso escolar cumple 25 años. Atiende a cerca de 150 niños y niñas al mes, de los cuales entre 35 y 40 son oncológicos, dado que el Servicio de Pediatría cuenta con la Unidad de Oncología Infantil de referencia provincial.

“El tratamiento oncológico significa la ruptura de su ritmo de vida por un periodo largo y, en ocasiones, el niño pasa varios años escolares con nosotros”, ha precisado Marisa Ibáñez. Por ello, desde la UPH se pretende “hacer felices en todos los aspectos a los alumnos, ayudarles a superar con éxito este trance y poder llevar una vida lo más completa posible. Junto a PayaSOSpital y Aspanion formamos un equipo que trabaja en la misma línea”, ha remarcado.

En la extensa programación del aula, destaca el proyecto “La cultura y el deporte se ponen la bata y el fonendo”, que vio la luz hace cinco años. Una iniciativa creada en colaboración con el jefe del Servicio de Pediatría, Javier González de Dios, que incluye la participación y colaboración en el aula de personalidades del mundo de la cultura y del deporte.