fbpx

Dos detenidos en Orihuela Costa por un robo con violencia en un domicilio

Ataron y amordazaron a las víctimas con cinta americana, logrando una de ellas liberarse y avisar a la Guardia Civil.

La Guardia Civil de Alicante ha esclarecido un robo con violencia e intimidación en un domicilio de Orihuela Costa, en el que los presuntos autores, esgrimiendo una pistola, ataron de pies y manos y amordazaron a las víctimas. Después huyeron con el botín: 1.050 euros y varias joyas.

Tras cometerse un robo con violencia e intimidación en una vivienda de Orihuela Costa, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pilar de la Horadada se desplazó al lugar para realizar una exhaustiva Inspección Ocular. Los agentes tomaron numerosas muestras para su análisis, así como declaración a todos los testigos que fueron localizados.

Según relató a los agentes en su manifestación una de las víctimas, el día que se produjo el robo, la joven, de 17 años, se dirigió como era habitual hasta el domicilio de una mujer de 80, que vive sola, ya que ella trabaja allí paseando al perro de la señora cada mañana. Después de ponerle la correa y salir con él a la calle, en la puerta fue abordada por dos personas que, según relataba, mientras le apuntaban con una pistola, la obligaron a regresar silenciosamente al interior del domicilio.

Una vez dentro, los autores ataron y amordazaron tanto a la joven como a la señora, y cuando consiguieron inmovilizarlas completamente, del cajón de una de las mesitas de noche del dormitorio de la anciana, sacaron un sobre con 800 euros y de su bolso, que estaba colgado en la habitación contigua, otros 280 euros. Además, robaron una cadena, una medalla y tres alianzas de oro, con alto valor económico y un importante valor sentimental para la propietaria.

Después salieron huyendo de la casa. En un momento dado, la menor consiguió zafarse de la cinta americana con la que la habían maniatado, y avisó a la Guardia Civil que acudió inmediatamente al lugar, pudiendo rescatar todas las pruebas necesarias antes de que se alterara el escenario.

Tras una laboriosa tarea de estudio y análisis de las pruebas recopiladas, los agentes lograron localizar a uno de los presuntos autores del robo: un hombre que había estado trabajando hacía dos años en el domicilio de la señora mayor y que era pleno conocedor de sus rutinas, al que, precisamente, habían despedido a raíz de que la señora empezó a sospechar de que le robaba.

Los investigadores localizaron entonces también a la mujer que operaba habitualmente con él, cuyas características físicas coincidían plenamente con las aportadas por las dos víctimas.

Una vez identificados, y localizado su paradero, el pasado 15 de julio fueron detenidos en Torrevieja, realizando los agentes un exhaustivo registro en sus domicilios, en el que encontraron 1.300 euros en efectivo y diversas piezas de joyería, de la que los sospechosos no pudieron acreditar la legítima procedencia. Además, fueron hallados diversos objetos tales como pasamontañas y teléfonos portátiles de comunicación a distancia tipo walkie-talkies, posiblemente empleados para la actividad delictiva.

Entre los efectos intervenidos por la Guardia Civil, se encuentran las joyas robadas en el domicilio de Orihuela. El arma que, según relató una de las víctimas, fue empleada para intimidarlas, de momento no ha sido localizada, si bien, las pruebas obtenidas apuntan a que se trata de un arma simulada.

Han sido detenidas dos personas, un hombre de 37 años, de nacionalidad ecuatoriana y una mujer, de 19, de nacionalidad española. Se les imputa un delito de robo con violencia e intimidación. Tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Torrevieja, se ha decretado para ambos el ingreso en prisión sin fianza.

Los agentes continúan con el estudio de todas las pruebas recopiladas, entre otros fines, con el de localizar a los legítimos propietarios del resto de joyería localizada en los registros, y que probablemente procedan de la comisión de otros robos.

Artículos relacionados

CatalanSpanish