fbpx

Orihuela celebra la conmemoración de la Reconquista con todas las medidas de seguridad

El alcalde ha lamentado que se celebre en estas circunstancias y que el pueblo no pueda disfrutar de las Fiestas de Moros y Cristianos

Con un solemne acto de carácter totalmente institucional y con la salida de la Gloriosa Enseña del Oriol, Orihuela ha conmemorado hoy el 779 Aniversario de La Reconquista. 

A las diez de la mañana, los portavoces municipales, Rafael Almagro y José Aix, descendían la Enseña por el balcón del Ayuntamiento al son del himno nacional, la cual era recogida por el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y la concejal de Festividades, Mariola Rocamora, para portarla hasta el altar mayor de la Iglesia de las Santas Justa y Rufina. Allí esperaba la Corporación Municipal, junto a representantes de la sociedad oriolana. 

Unos minutos después se celebraba la Eucaristía, oficiada por el obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante, D. Jesús Murgui, corriendo la glosa a cargo del Padre Franciscano D. Fernando Cuenca, quien ha rememorado la leyenda de la Armengola y la actualidad de su legado. Ha sido en el momento de la consagración cuando el alcalde de Orihuela “ha inclinado la Gloriosa Enseña del Oriol ante Dios ya que solo lo hace ante este y ante el Rey”. 

Una vez finalizada la misa, la Gloriosa Enseña ha sido devuelta al Ayuntamiento y antes de subirla se ha entonado el himno de la Comunidad Valenciana, además de escuchar nuevamente el nacional. 

Celebración con limitaciones

El acto ha tenido limitación de aforo debido a las circunstancias provocadas por la crisis sanitaria. En ese sentido el alcalde de Orihuela ha señalado que “lo importante hoy es conmemorar el Día de la Reconquista con un acto básico y lamentar que tenga que ser en estas circunstancias porque el pueblo no puede disfrutar de las Fiestas de Moros y Cristianos”.

Desde el Ayuntamiento explican que “ha ocurrido lo mismo que el año pasado y se ha celebrado con todas las restricciones que marcan las autoridades sanitarias, pero hemos querido tener esa representación, aunque fuera bajo mínimos, de la sociedad oriolana”. “Desde aquí quiero darle un abrazo a todos los oriolanos esperando que el año que viene lo podamos celebrar en condiciones normales” ha indicado el alcalde. 

Bascuñana ha recordado que la tendencia actual de la COVID-19 aconseja “ser prudentes ya que se puede complicar”. “Hay que seguir siendo responsables continuando con esa actitud que están teniendo todos los oriolanos, con una incidencia muy baja, que queremos que no se estropee. De ahí, que nos hayamos visto obligados a hacer un acto absolutamente institucional, representando a Orihuela, en una tradición de muchos siglos que es importante que siga viva pese a las circunstancias”.

Artículos relacionados

CatalanSpanish