```

Noticias de Alicante y provincia

martes, 23 abril 2024

Cae una organización que traficaba ilegalmente con ciudadanos cubanos

La red criminal cobraba en torno a 9.000 euros a los traficados por el viaje, traslados y la documentación falsa facilitada.

Agentes de la Policía Nacional, junto a la Policía de Serbia y Grecia y en colaboración con INTERPOL y EUROPOL, han desarticulado una organización criminal transnacional que presuntamente traficaba ilegalmente con ciudadanos cubanos.

Los traficados viajaban de Cuba a Serbia, al no exigirles visado en la frontera, para posteriormente trasladarse hasta Grecia desde donde finalmente volaban a España.

La red criminal utilizaba una conocida aplicación de mensajería para dar publicidad a sus servicios, cobrando en torno a 9.000 euros a los traficados por el viaje, traslados y la documentación falsa facilitada.

Durante la investigación se ha detenido a 62 personas en diferentes estados miembros, de los cuales 25 eran nacionales cubanos usando documentación falsa y 37 pertenecían a la organización criminal. De los 37 detenidos 21 han sido en España (Tenerife, Málaga, Madrid, Toledo, Ciudad Real, Alicante, Girona y Valencia), 8 en Serbia y 8 en Grecia.

Además se han realizado 14 entradas y registro, de los cuales ocho han sido en España (Alicante, Valencia, Girona, Ciudad Real y Alicante) 2 en Serbia y 4 en Grecia. Fruto de la operación se han bloqueado 18 inmuebles, 33 bienes muebles y 144 cuentas bancarias.

La investigación, que afecta a varios países europeos, se inició tras identificar a numerosos ciudadanos cubanos con documentación falsificada intentando cruzar la frontera para entrar en Europa. Para ello se ponían en contacto con una organización criminal que daba publicidad a través de una conocida aplicación de mensajería de los servicios que prestaban para atraer a más clientes cubanos en situación de vulnerabilidad.

Cruce clandestino con riesgo extremo

La red criminal trasladaba a los migrantes de Cuba a Serbia, ya que en este país no les exigían visado hasta hace un mes. Una vez allí, una parte de la organización gestionaba cartas de invitación para simular su entrada legal y les proporcionaban alojamiento cercano a la frontera con Macedonia del Norte. Desde la frontera comenzaban el desplazamiento en grandes grupos hasta Grecia. Había varias rutas para llegar a Grecia: de Macedonia del Norte a Grecia y de ahí a España o bien de Serbia a Bosnia y Herzegovina-Croacia-Eslovenia-Italia-España.

Cuando utilizaban la ruta Croacia-Eslovenia-Italia se aliaban con otras organizaciones criminales que les ayudaban a cruzar. A veces realizaban el traslado en vehículos pero en la mayoría de las situaciones lo hacían a pie, caminando durante 13 horas en la oscuridad, sin comida y en condiciones adversas. Además, aprovechando la vulnerabilidad de los migrantes y que en ocasiones iban menores, se producían estafas, robos, incluso transferían mujeres a otros grupos criminales para ser explotadas sexualmente.

Para entrar en el espacio Schengen a través de Grecia, la organización criminal facilitaba documentación falsa o DNI auténtico, que constaban en bases policiales como sustraídos o extraviados, con gran parecido físico al migrante para que pudiera embarcar en un vuelo a España sin ser detectados.

Viajes por 9.000 euros

Para captar a los ciudadanos cubanos, el entramado criminal utilizaba una aplicación de mensajería donde daban publicidad de cómo se produciría el traslado y que les cobrarían en torno a 9.000 euros por el viaje, el traslado y la documentación falsa facilitada o los DNI sustraído o extraviado.

Adquirían estos documentos por 300 euros y si se lo devolvían a la organización una vez cruzada la frontera les cobraran 170 euros. De esta forma, el mismo DNI era utilizado en varias ocasiones para cruzar la frontera. Los agentes de la Policía Nacional estiman que la organización ha podido traficar con más de 5.000 ciudadanos cubanos, lo que supondría un beneficio de unos 45 millones de euros.

Durante la operación se ha procedido detenido a 62 personas en diferentes estados miembros, de los cuales 25 eran nacionales cubanos usando documentación falsa y 37 pertenecían a la organización criminal. En los registros realizados en España se ha intervenido, casi 97.000 euros, más de 100.000 euros más diversas divisas extranjeras de USA, Serbia y Rusia, 450 documentos de identidad de varios países, tres vehículos, 16 teléfonos móviles, tres portátiles, numerosas tarjetas bancarias, dispositivos de almacenamiento y diversa documentación. Fruto de la operación se ha bloqueado 18 bienes inmuebles, 33 bienes muebles y 144 cuentas bancarias. Seis detenidos permanecen en prisión provisional.