Noticias de Alicante y provincia

domingo, 3 marzo 2024

Familiares de 74 muertos por covid de una residencia de Alcoy, indignados al suspenderse el juicio

La asociación denunciante se reunirá la próxima semana con sus abogados para estudiar la manera en la que deben hacer fuerza para exigir la documentación y reactivar el proceso judicial

La Asociación de Familiares de Afectados de Domus Vi Alcoi ha mostrado hoy su “indignación” tras conocer la suspensión del juicio contra la empresa Quavitae Servicios Asistenciales, empresa matriz de esta residencia de mayores en la que murieron 74 personas al inicio de la pandemia de la covid-19, en el año 2020.

Acompañado de otros representantes, José Luis García, presidente de esta asociación, ha mostrado los motivos por los que se ha suspendido el inicio de la causa: “El lunes nos llegó una providencia que decía que, tanto por parte de Quavitae como de las Consellerias de Igualdad y Políticas Inclusivas, faltaba entregar documentación”.

El juicio debería haber empezado el próximo 19 de febrero, pero la única respuesta que les llegó a los abogados de la asociación denunciante data del 29 de enero, por parte de la Conselleria de Políticas Sociales, pero no les daba margen de tiempo para presentar la defensa.

“Pedimos la información detallada punto por punto, todo lo que necesitaban nuestros abogados para las denuncias, y nos han pasado documentos sesgados”, según García, quien ha remarcado que “la respuesta es indigna”.

Respecto a la documentación interna que han pedido y no se les ha facilitado, los denunciantes han apuntado que de ella “depende saber cómo se atendió a las personas y el trato de dignidad hacia ellas”.

“Todo lo que nos han pasado era información que podíamos conseguir en el Diario de la Generalitat Valenciana o el BOE, pero necesitamos saber la comunicación que había, cómo se organizaban o el número de trabajadores, y esa información sigue sin llegar”, ha manifestado García.

“Lo que es increíble es que la Generalitat esconda información, son un estamento público y no son capaces de facilitar esa información, ni los de antes ni los de ahora”, ha subrayado García, quien cree que todo este proceso terminará sin conocer la verdad de lo que ocurrió.

La asociación denunciante se reunirá la próxima semana con sus abogados para estudiar la manera en la que deben hacer fuerza para exigir la documentación y reactivar el proceso judicial.