Muere un piloto de Santa Pola al estrellarse en un Eurofighter del Ejército en Albacete

PublicidadJuega Limpio Orihuela

Un avión del Ejército del Aire, en concreto un Eurofighter del Ala 14, se ha estrellado en la base aérea de Los Llanos (Albacete) tras participar en los actos conmemorativos del 12-O, según han confirmado fuentes del Ministerio de Defensa. Por el momento se desconocen los motivos del siniestro. Sin embargo, se acaba de confirmar el fallecimiento del piloto del ‘caza’, quien no ha podido saltar del avión poco antes de estrellarse contra el suelo.

Felipe VI habló por la tarde con la viuda del piloto fallecido y con el coronel de la base de Albacete para transmitirles personalmente el pésame, en su nombre y en el de todo el pueblo español. En la conversación, el Rey destacó el valor y la entrega del capitán a las Fuerzas Armadas y a España. Posteriormente, la Casa del Rey difundió un tuit en el que daba cuenta del pésame y añadía: “Valor y entrega a España”.

Publicidad

El Ministerio de Interior también confirmaba el fallecimiento del piloto. “Como consecuencia del siniestro, producido durante la maniobra de aproximación para el aterrizaje, ha fallecido el piloto del avión”, añadiendo que “el ejército del aire está investigando las causas del accidente que, por el momento, son desconocidas”.

Como es tradicional, en el desfile de la Fiesta Nacional han participado 77 aeronaves, distribuidas en 16 unidades, que han precedido al paseo de las unidades del Ejército de Tierra, la Guardia Civil y la Policía Nacional. En concreto, han participado 8 Eurofighters, cuatro de Albacete y otros cuatro de una escuadra de Morón.

Residente en Santa Pola

Borja vivía en Santa Pola junto a su familia desde los 12 años. Allí fue donde su familia recaló entonces procedente de Puertollano, en Ciudad Real, por motivos laborales, y allí permaneció hasta que ingresó en la Academia General del Aire de San Javier. De hecho, sus padres residían actualmente en la calle Caridad, cerca del colegio Virgen de Loreto, y hasta allí viajaba el capitán del Ejército del Aire fallecido cada vez que tenía permiso. La noticia, a medida que fue extendiéndose, sacudió Santa Pola. Con 34 años, Borja Aybar era hijo único, estaba casado y tenía un bebé de cuatro meses. De hecho, parece ser que tanto su mujer como su hijo se encontraban en la base de Los Llanos cuando ocurrió el terrible accidente.

Publicidad