La UA idea un método analítico que mejora el diagnóstico de patologías oncológicas

La Universidad de Alicante (UA), en colaboración con la de Pau et des Pays de l'Adour (Francia), ha desarrollado un innovador método analítico capaz de mejorar el diagnóstico y seguimiento de enfermedades oncológicas a partir de una muestra de suero sanguíneo.

Juega Limpio Orihuela

La Universidad de Alicante (UA), en colaboración con la de Pau et des Pays de l’Adour (Francia), ha desarrollado un innovador método analítico capaz de mejorar el diagnóstico y seguimiento de enfermedades oncológicas a partir de una muestra de suero sanguíneo.

Se trata de un procedimiento que determina simultáneamente varios biomarcadores relacionados con el cáncer, “ahorrando tiempo y costes con respecto a las técnicas empleadas actualmente en los laboratorios de análisis clínico que solo permiten determinarlos de manera individual”, según han informado fuentes de la UA.

“En su mayoría, los marcadores oncológicos carecen de suficiente sensibilidad y especificidad, limitando con ello su utilidad clínica”, ha afirmado la doctora en Química Emma Pérez, autora del estudio junto a los profesores Juan Mora y Guillermo Grindlay, todos ellos del Grupo de Espectrometría Atómica Analítica de la Facultad de Ciencias de la UA.

Sin embargo, ha indicado Pérez, “un análisis que incluye diferentes biomarcadores cuya concentración pudiera verse afectada por el tipo de cáncer del que se tenga sospecha incrementa la precisión diagnóstica”.

Otra ventaja de este método frente a los existentes radica en su mayor sensibilidad; es decir, su capacidad para observar cambios en los niveles de concentración de los biomarcadores. “Esto significa que mejora hasta diez veces la capacidad de detectar alteraciones en los niveles cancerígenos que se puedan producir como respuesta al tratamiento o a la evolución de la enfermedad”, según los expertos del Grupo de Espectrometría Atómica Analítica de la Facultad de Ciencias de la UA.

En concreto, los investigadores de la UA analizan suero sanguíneo mediante una técnica denominada de espectrometría de masas con plasma acoplado por inducción (ICP-MS). La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) indica en su informe “Las cifras del Cáncer en España 2018” que los tumores más frecuentemente diagnosticados en nuestro país el año pasado fueron los de colorrecto, próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago.
También señala que el cáncer es una de las principales causas de morbilidad en España, con una previsión de 315.413 casos para el año 2035.

El trabajo realizado por la UA en colaboración con la citada institución académica francesa forma parte del proyecto de tesis doctoral de Pérez y “supone un avance en la detección precoz y seguimiento de enfermos oncológicos”, han asegurado fuentes de la UA.
Además, abre las puertas a otras metodologías analíticas basadas en el empleo de inmunoensayos e ICP-MS, según estas fuentes.

Por ejemplo, en la industria alimentaria puede aplicarse a la localización de toxinas a niveles de concentración muy por debajo de los permitidos por la Unión Europea (UE). “La legislación que regula los niveles permitidos de compuestos tóxicos y toxinas en alimentos no se desarrolla solo en función de sus valores saludables, sino, sobre todo, en función de los niveles a los que puedan llegar las metodologías analíticas disponibles”, según los investigadores de la UA.

Por ello, han apuntado, los avances en el desarrollo de métodos como éste ayudarán a establecer leyes más restrictivas y a mejorar la seguridad de los alimentos.