Mazón propone una reunión para valorar las necesidades de Beneixama tras el incendio

Mazón ha ofrecido el apoyo de la corporación provincial y ha propuesto llevar a cabo un futuro encuentro en el que valorar las necesidades "para recuperar este espacio natural"

Juega Limpio Orihuela

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha iniciado su mandato con una visita al terreno afectado por el incendio en la Sierra de Beneixama. El fuego comenzó el pasado lunes y fue definitivamente dado por extinguido a primera hora de este viernes.

Mazón ha ofrecido el apoyo de la corporación provincial y ha propuesto llevar a cabo un futuro encuentro en el que valorar las necesidades “para recuperar este espacio natural”.

Mazón ha estado acompañado de los portavoces en la Diputación de Alicante de Ciudadanos, Javier Gutiérrez; PSOE, Toni Francés; y Compromís, Gerard Fullana, así como de alcaldes y concejales de los municipios de la comarca, entre ellos el primer edil de Beneixama, Vicente Ibáñez, y el inspector jefe del Consorcio Provincial de Bomberos, José Francisco Rubio.

“Recuperar la Sierra –ha dicho el presidente de la Diputación– es una prioridad para el municipio de Beneixama para la comarca del Alto Vinalopó y para la provincia de Alicante. No podemos permitirnos el lujo de perder a causa del fuego espacios medioambientales indispensables para el equilibrio ecológico de nuestro territorio”, ha dicho.

El nuevo responsable provincial ha mantenido también un encuentro con la dotación de Villena del Consorcio Provincial de Bomberos a quienes ha agradecido su trabajo en la extinción y ha pedido que trasladen ese agradecimiento a todos los intervinientes.

También ha querido “agradecer, tanto a Beneixama como a todos los municipios de la comarca, el apoyo que han dado a los medios de extinción durante los cinco días que ha durado el incendio”. “Estamos con ellos en la recuperación de este espacio natural”, ha aseverado.

Los datos y estrategia acerca de cómo se afrontó el incendio han sido explicados por el director de extinción del Puesto de Mando Avanzado, Antonio Córdoba junto al Oficial Jefe de Formación, Raimundo Tomás. Córdoba ha destacado que en el Operativo intervinieron 80 efectivos del Consorcio y 21 vehículos.

En las primeras horas del incendio, las llamas alcanzaron velocidades que arrasaban unas 200 hectáreas cada 60 minutos. Los medios de extinción no solo revertieron esta situación, sino que en apenas 24 horas estabilizaron el incendio. En 48 horas lo controlaron. Y en sólo cinco días lo han podido dar por extinguido, destaca el Consorcio Provincial de Bomberos en un comunicado.