Luis Barcala visita las instalaciones de COCEMFE Alicante

Antonio Ruescas, el presidente de esta confederación en Alicante, le ha traslado al alcalde algunas importantes reivindicaciones que defienden las personas discapacitadas como las playas accesibles. Además, le ha pedido una ayuda económica para costear la ampliación de sus propias instalaciones

Luis Barcala, alcalde de Alicante, hablando con Antonio Ruescas, presidente de COCEMFE Alicante/ Alex Ferrer
Luis Barcala, alcalde de Alicante, hablando con Antonio Ruescas, presidente de COCEMFE Alicante/ Alex Ferrer
Juega Limpio Orihuela

El alcalde Alicante, Luis Barcala, ha hecho acto de presencia en las instalaciones centrales de la Confederación Española de Personad con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) en la capital de la Costa Blanca. Allí, ha sido recibido por el presidente de COCEMFE en la provincia alicantina, Antonio Ruescas. Tras intercambiar un emotivo saludo y una afable conversación inicial, el regidor popular ha comprobado en persona las obras del nuevo local que la propia Confederación está haciendo para ampliar sus instalaciones y de paso, Ruescas le ha pedido que desde el Ayuntamiento  se les conceda una ayuda tanto en la  financiación como en la agilización de licencias. Acto seguido, Barcala ha ido dando la mano a cada trabajador de esta sede (tiene una plantilla de 13-14 empleados en Alicante). Por último, el alcalde ha acabado su visita manteniendo una reunión más privada con Antonio Ruescas en la que el presidente de COCEMFE le ha traslado algunas peticiones.

¿Cuáles son las demandas de COCEMFE? Según nos ha adelantado el propio Antonio Ruescas a Diario de Alicante, las reivindicaciones que defiende su colectivo son las siguientes: “Ayuda en la ampliación de las instalaciones con un nuevo local; abordar las playas accesibles; hablar del personal con discapacidad y  subvencionado por parte del Ayuntamiento de Alicante que hay trabajando en el punto de información de COCEMFE y ofrecimiento por parte de COCEMFE como herramienta del ayuntamiento en temas de accesibilidad, orientación y asesoramiento”. Esas son algunas peticiones importantes, pero hay más como en materia de empleo: “Sacar licitaciones, contratos a centros especializados  de empleo para fomentarlo en personas con discapacidad”. Además, reclaman más “coordinación” en la formación y más implicación en los órganos de participación como en “la mesa de transporte”.

Por otro lado, Antonio Ruescas valoró muy positivamente la visita de Luis Barcala: “Que el alcalde venga  es una muestra que nos tiene en una buena consideración,  cuando hemos tirado de él, siempre lo hemos tenido. La relación es buena”. Además, insistió en la importancia de que es “bueno” que la máxima figura de la ciudad de Alicante “conozca de primera mano” asuntos tan relevantes como “el consejo de diversidad, playas accesibles y el punto de información”. De cara a las  elecciones, Ruescas confía en que se puedan resolver  algunas de sus demandas y destacó el carácter “transversal” de su dossier: “En él hay una serie de propuestas para que tanto el alcalde como cualquier grupo político las incluya en su programa electoral. Vamos a dar el mismo dossier a cada uno que se interese por nosotros”. Del mismo modo, puso en valor que algunas de ellas ya se han visto reflejadas con hechos como “el punto de información, el consejo de diversidad y poner partidas en los presupuestos para la eliminación de barreras”. Precisamente, resaltó esta última medida: “Son muy efectivas porque permiten entran en una cofinanciación para otros posibles problemas con sus consiguientes soluciones. Por lo tanto, animamos a todos los ayuntamientos que, por pequeña cantidad que sea, incluyan partidas presupuestarias para eliminar barreras a las personas con discapacidad”.

Finalmente, tras ser preguntado por la recientes iniciativas como el Tour Ford Adapta (facilitar el acceso a los coches a personas con discapacidad o con problemas de movilidad) en Alicante y exitosa película de Campeones, Ruescas destacó que eso “ayuda a darnos visibilidad y credibilidad, las empresas nos conocen,  confían en nosotros y ganamos todas las partes. Al final, queremos que las instituciones no nos  vean como enemigos sino como personas que reivindican sus derechos”.