Los muertos se abren paso en las elecciones municipales de la Marina Alta

Las acusaciones a candidatos a las puertas de elecciones se abordan "a tumba abierta":

Teulada Moraira
Juega Limpio Orihuela

Las elecciones son un fenómeno universal que perjudica a todos, vivos y muertos. A lo largo de la historia hemos visto como se han dado casos de votos de personas que estaban muertas, otras que han muerto en el momento que depositaban el voto, e incluso, como en este caso, donde los muertos son un arma arrojadiza.

En la comarca de la Marina Alta la política electoral ha bajado a una naturaleza tan miserable que ni los muertos descansan en paz. Son usados desde filtraciones de partidos políticos para desacreditar la imagen, muchas veces con una información terriblemente parcial y sesgada, de algunos candidatos a la alcaldía, cuando esto no hace más que dañar a los allegados del difunto y demostrar que en el gremio periodístico todo vale con tal de sacar un titular.

El primero de los casos se dio en Teulada-Moraira. Beatriz Muñoz publicaba para esdiario una noticia donde anunciaba que un candidato había logrado una fortuna con el cambio de testamento de una anciana, una información que salía el martes de la semana electoral. Varios periodistas han reconocido ser conocedores con anterioridad de esa información por un empleado de un partido político contrario al candidato, ya que se filtró previamente a medios comarcales y estos se negaron a publicarla. En ella se afirma que Jordi Martínez, candidato a la alcaldía de Teulada-Moraira por REDcv, había recibido una herencia a costa de convencer a una anciana poco antes de su muerte.

Posteriormente el candidato tuvo que declarar, dado el revuelo local, que la publicación contenía información sesgada e intencionada. El candidato hacía años que tenía la condición de heredero y la anciana difunta, simplemente cerró su circulo de herederos para recompensar “a aquellos que estuvieron con ellos hasta el final”.

El siguiente de los casos se ha dado más recientemente en El Poble Nou de Benitatxell, donde el exalcalde Josep Femenia, que se presenta para recuperar la vara de mando, ha sido acusado de pagar con dinero público el funeral del “allegado” de un edil. Esta publicación que La Marina Plaza ha calificado de “escándalo”, narra como asuntos sociales se hizo cargo de los restos mortales de un difunto. La publicación también sale a unos días de elecciones cuando el equipo de gobierno del actual alcalde, Miguel Ángel García de Més Benitatxell, decide investigar las circunstancias de la muerte del allegado del número 2 de su principal opositor.

Femenia ha declarado que durante sus años de alcalde el consistorio se ha hecho cargo de los restos mortales de más de un vecino, y se acoge al principio de legalidad de los funcionarios públicos ya que el se apoya en el informe de asuntos sociales. Sin embargo no aparece publicado un motivo de peso por el cual el actual alcalde investiga el entierro de un adversario político en 2016 y que sale a la luz a poco menos de tres días del cierre de campaña.

En ambos casos, será el domingo donde tanto los vecinos de El Poble Nou de Benitatxell como en Teulada-Moraira votarán a un nuevo alcalde bajo un gran cruce de calumnias, denuncias, filtraciones y acusaciones. Ni los vivos votan con calma ni los muertos descansan en paz.