Los CDR detenidos tenían nombres en clave para Torra y Puigdemont: Gandalf y Lisa

Los CDR investigados por terrorismo en la Audiencia Nacional tenían nombres en clave para el actual presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont.

Juega Limpio Orihuela

Los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) investigados por terrorismo en la Audiencia Nacional tenían nombres en clave para el actual presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont. Al primero le denominaban Gandalf y al segundo, Lisa.

Así se desprende del sumario de la causa, al cual ha tenido acceso Europa Press, según el cual uno de los investigados, Ferran Jolis, lo confesó a la Guardia Civil durante varias horas de interrogatorio en dependencias policiales después de su detención a finales de septiembre.

En aquellas comparecencias, antes de declarar ante el juez instructor Manuel García Castellón, los investigadores preguntaron a Jolis si recibió el encargo de la organización a la cual supuestamente pertenece, el Equipo de Respuesta Táctica (ERT), para la seguridad informática y de telecomunicaciones de una hipotética ocupación del Parlamento de Cataluña.

En la declaración que prestó el pasado 26 de septiembre ante el magistrado Manuel García Castellón, Jolis explicó que fue otro de los investigados, Guillem Xavier Duch, quien le comentó que el plan “venía de arriba, de Presidencia y estas cosas”.

En ese momento, el fiscal del caso, Miguel Ángel Carballo, le interrumpió para preguntar qué cosas son esas, a lo que el imputado contestó: “Del Torra y no sé de qué movimiento. De ahí querían quedarse dentro del Parlament y tener las comunicaciones aseguradas, decían”, relató.

A la pregunta de a qué día se referían cuando el grupo investigado hablaba de “Día D” en sus conversaciones intervenidas, el investigado aseguró que no lo sabe “porque esto era del president”.

Según Jolis, a él le preguntaron si para acometer esta acción, podría “montar unas antenas en unos pisos que decían que iban a alquilar para poder dar wi-fi” dentro del Parlament, pero que se negó finalmente a participar.