La ratificación del Informe ICOMOS sobre el aparcamiento del Mercado Central obliga al equipo de Gobierno a mantener una reunión con Aparcisa

El Partido Popular pone en duda dicho informe y Compromis ve viable la recesión de contrato con la empresa concesionaria del estacionamiento

ICOMOS Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
PublicidadJuega Limpio Orihuela

La ratificación del informe ICOMOS sobre el aparcamiento del Mercado Central pondría en peligro la declaración de Patrimonio de la Humanidad del Misteri d’Elx que le dio la UNESCO. El equipo de Gobierno ilicitano han conocido la noticia de la ratificación de la empresa ICOMOS y no pondrán en peligro el Patrimonio de la Humanidad del Misteri. La portavoz de Compromís, socios en el gobierno del PSOE, Mireia Mollà, ha declarado que el proyecto del aparcamiento no ha velado por los intereses públicos, ni los patrimoniales, ni el cultural ni ningún otro tipo. Mollà ha comentado que el problema no es sólo del estacionamiento, sino también, de la circulación que tendría las calles céntricas donde está el Museo de la Festa, y que carece de informe que demuestre que dicho tránsito no afectaría al Misteri d’Elx.

ICOMOS Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

“A día de hoy, el ayuntamiento está en plena disposición a poder empezar esa negociación de recisión del contrato con la empresa, que viene viciado por un contrato que hizo el Partido Popular y nadie en su sano juicio se querría llevar por delante la declaración del Patrimonio de la Humanidad por un aparcamiento. Dejó un contrato atado, antes de dejar su mandato”, ha explicado Mollà, que pide tranquilidad tanto a la ciudadanía ilicitana, como a los placeros que seguirán en el mercado provisional desarrollando su actividad con normalidad. La portavoz de Compromis y concejala de representación Institucional ha aclarado que una recisión del contrato con Aparcisa no supondría ningún perjuicio para el Ayuntamiento y ha recordado que hay una sentencia similar en Salamanca que favoreció a dicha ciudad. Otro de los elementos que podría poner en peligro el aparcamiento del Mercado Central serían los refugios declarados de bien de interés cultural.

El alcalde de Elche, Carlos González, en sintonía con Mireia Mollà ha advertido sobre lo negativo que seria para la ciudad que la UNESCO anulase la declaración del Patrimonio de la Humanidad del Misteri. “En el informe previo se planteaba que la construcción subterráneo del subsuelo es incompatible con los valores que inspiraron la declaración del Patrimonio de la Humanidad del Misteri”, ha destacado el primer edil ilicitano. La ratificación de este informe complica la situación para el equipo de Gobierno, así lo ha expresado González, ya que, por una parte tienen un contrato de concesión administrativa valida con Aparcisa y por otra parte, está el informe que pondría en riesgo el Misteri como Patrimonio de la Humanidad. “La solución pasa por abrir una negociación con la empresa, que nos permita alcanzar un acuerdo de resolución ante una situación de manifiesta inviabilidad del contrato”, ha señalado el alcalde ilicitano, que también ha garantizado que el Mercado provisional seguirá prestando servicio con independencia de las vicisitudes del contrato. En cuanto a las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en el Mercado Central, González ha expresado que ya han durado más de la cuenta y pedirán a la Generalitat Valenciana que cubra todas las zonas ya excavadas a excepción de los baños árabes. El equipo de Gobierno espera mantener un encuentro de trabajo con Aparcisa con la finalidad de negociar una resolución del contrato.

La concejala del Partido Popular, Mercedes Alonso, pone en duda la elaboración del primer informe de ICOMOS, al considerar que no tenían ni la documentación adecuada y con la información sesgada del informe no le dan validez al resultado aparecido. Carlos González ha destacado que el problema no lo han generado ellos sino el Partido Popular en su época de mandato, una herencia que están intentando resolver, por unas decisiones que se hicieron en el último mes de legislatura que comprometían al futuro de la ciudad como el Mercado Central.