La peor gota fría en 32 años siembra el pánico en la provincia de Alicante

Se descargaron 250 litros por metro cuadrado en Orihuela, el río Segura se desborda en la capital oriolana, dos hermanos fallecen en Caudete al quedar atrapados en su coche y 300.000 alumnos siguen sin clase en toda la provincia. La conexión férrea con València y Barcelona está cortada por la inundación del túnel de la Fuente la Higuera.

PublicidadJuega Limpio Orihuela

La provincia de Alicante ha vivido la peor gota fría en 32 años. Esto ha producido que nuestro territorio, tanto en el norte como en el sur, sufriera la mayor riada desde 1987. El pánico, el caos y los desperfectos han sido los auténticos protagonistas de una jornada desgraciadamente histórica. Sin embargo, el hecho más fatídico han sido las dos muertes de dos hermanos en Caudete (Albacete) que quedaron atrapados en su coche.

Sin duda, la peor parte del DANA se la llevó Orihuela (hoy mismo se está desbordando el río Segura).  En la capital de la Vega Baja cayeron 250 litros en Orihuela en solo doce horas, 34 personas tuvieron que ser alojadas en el albergue habilitado en el colegio Virgen de la Puerta. Además, también fueron desalojados nueve miembros de dos familias que tuvieron que abandonar su casa. Los accesos a la ciudad ser cortaron desde primera hora de la mañana.

Publicidad

Otros de los puntos clave fue el túnel de la N-340 a su paso por el Palmeral de Orihuela. Este se desprendió por las intensas lluvias arrastrando rocas y arena que cortaban la vía en ambos sentados y que a punto estuvieron de enterrar a un vehículo que circulaba en ese momento. La riada arrastró vehículos de un concesionario cercano aparcados en una explanada, quedando unos encima de otros.

Otras de las imágenes más impactantes se encontraron en el Hospital Vega Baja. El centro sanitario padeció inundaciones en sótanos y consultas que ha obligado a suspender toda la actividad ambulatoria programada en el hospital.

En otros municipios de la comarca también se vivió una situación de caos. Otra escena alucinante fue un tornado que se llevó por delante mobiliario urbano y que causó importantes destrozos en el CEIP Dama de Guardamar. En la concurrida  Torrevieja cayeron cerca de 100 litros por metro cuadrado lo que hizo imposible  los accesos a la Nacional 332 y algunas de las vías más transitadas  de la ciudad.

Tal fue la gravedad y el caos  que se produjo en la Vega Baja que el Gobierno envió a la Unidad Militar de Emergencias en la Vega Baja. Un total de 200 soldados y 100 vehículos para ayudar en Alicante y Murcia.

La Marina Alta, el punto de origen

En la Marina Alta, el DANA empezó a hacer sus estragos. Desde primera hora de la mañana, los vecinos de Dénia y Xàbia se llevaron un buen susto. El principal causante fue un tornado breve, pero bastante destructivo. Los residentes en la calle Patrai (Xàbia) presenciaron cómo las hamacas y las sillas de los jardines salían volando y escucharon cómo temblaban los muebles más pesados. Además, también escucharon un fuerte estruendo.

En Dénia la fuerza del tornado mermó mucho al ferry varado de hace una semanas frente al puerto, hasta tal punto que quedó prácticamente hundido. Además, el mismo tornado acabó con parte de un polideportivo municipal.

Santa Pola, fuertes riadas y ayuda de coches 4×4

En el Baix Vinalopó, Santa Pola le “tocó bailar con la más fea”. La villa marinera se desbordó con fuertes riadas. Las lluvias hicieron estragos a las playas, que se encuentran anegadas al igual que algunas calles como el entorno del castillo fortaleza. El Ayuntamiento de Santa Pola tuvo que cortar el acceso al municipio desde Elche y la única comunicación que tuvieron los vehículos de forma más segura fue a través de la Ronda Norte. Una inmensidad de calles estuvo anegada y discurrieron verdaderos ríos de agua por algunos puntos del municipio como el entorno de la plaza de la Glorieta , así como el sector de Felipe II o la calle Azorín.

Una de las noticias más importantes fue el protocolo que llevó a cabo la Policía Local. Se establecieron muros de contención desde las playas para que el agua no se introdujera en el casco urbano y tuvieron que auxiliar a varios vecinos que no podían salir del vehículo. Anoche, veinte personas quedaron atrapadas en la estación de autobuses y desde la Jefatura Local se pidió colaboración, con vehículos 4×4, para intentar rescatarlas. El Ayuntamiento de Elche ofreció agentes para esta tarea.

Hablando de Elche, en sus pedanías se registraron la mayor cantidad de agua. Con 75,2 litros por metros cuadrado en Matola, 65,8 l/m2 en Valverde, 54,8 l/m2 en Maitino, 39,1 l/m2 en Ferriol y 34,4 l/m2 en Nuevo Altabix. Eso originó, como ya ocurrió en el último episodio de lluvias, inundaciones en la carretera de Santa Pola, a la altura del Ventorrillo Durá y en la desembocadura del barranco de San Antón.

Mucha agua sin daños, pero con la actividad académica suspendida en Alicante

En Alicante, en la estación de AEMET se recogieron amás de 73 l/m2, en La Florida 94 y en San Gabriel se superaron los 103 l/m2. En Tabarca ha sido donde más agua ha caído, más de 200 l/m2 en el episodio, según informa el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.

Lo más noticiable fue la medida que tomó el Ayuntamiento. A mediodía se decidió ampliar a hoy el cierre de colegios e institutos tras conocer la previsión de que continúa la alerta roja por lluvias hasta las 12 de la mañana. Siguen cerrados todos los parque y recintos al aire libre y el Consistorio llegó a pedir a los vecinos que no cogieran el coche y se abstuvieran de salir a la calle.

Además, se cerraron La Explanada y el parque de Canalejas se cerraron y el viento derribó varias casetas en la plaza del Puerto. Los bomberos tuvieron que rescatar a un bañista en la Albufereta (Rocafel).

Cortadas las conexiones Alicante-Valencia y Alicante-Barcelona

La conexión férrea con València y Barcelona está cortada por la inundación del túnel de la Fuente la Higuera, lo mismo que la línea de cercanías Xátiva-Alcoy tras desbordarse el río Clariano en Ontinyent (Valencia) y los cercanías entre Callosa de Segura y Murcia.

La acumulación de agua en Fuente La Higuera mantiene cortado el Corredor Mediterráneo en Villena justo cuando se inauguró en túnel del ferrocarril por el que circulan todos los trenes que conectan Alicante con València y Barcelona. Euromed, Talgo y Regionales. El tráfico se cortó a primera hora de la mañana tras la tromba que cayó sobre la comarca valenciana de la Vall de Albaida. Por otra parte, también está cortada la línea de cercanías entre Xátiva y Alcoy.

Por último, también hubo repercusiones en el aeropuerto. La  jornada terminó afectada con seis vuelos desviados a València y a Madrid y retrasos en el resto de las operaciones.

 

 

Publicidad