La Armengola se dirigió al pueblo de Orihuela desde el balcón del Ayuntamiento en el Pregón del Mercado Medieval

El Mercado Medieval de Orihuela abrió sus puertas con casi 300 puestos en su vigésima edición con lluvia incluida

Ayuntamiento de Orihuela
Juega Limpio Orihuela

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y la concejal de Festividades, Mariola Rocamora, acompañaron a la Armengola 2017, Conchi Cabrera, en el acto del pregón desde el balcón del Ayuntamiento, en el que invitó a descubrir todas las sensaciones que ofrece el mercado a los oriolanos y oriolanas, así como a quienes visitan el municipio en estos días. En este acto también estuvieron presentes los embajadores moro y cristiano de este año, Enrique Riquelme e Isidro Hernández, y el presidente de la Asociación de Moros y Cristianos, Pepe Vegara, además de concejales del Equipo de Gobierno.

La comitiva inició el recorrido por todo el mercado en la explanada de Santo Domingo hasta llegar a la Plaza del Carmen, en un colorido pasacalles con animación y personajes de la época medieval, que terminó a las puertas del consistorio oriolano. El Mercado Medieval 2018 cerrará sus puertas hoy domingo a las 21.30 horas con un desfile general que pondrá el cierre a tres días de fiesta en las calles oriolanas, de las que han podido disfrutar un gran número de turistas y visitantes.

Armengola Diario de Alicante
Ayuntamiento de Orihuela

Un mercado pasado por agua

La inauguración del viernes de la vigésima edición del Mercado Medieval, se tuvo que posponer hasta las 18.00 horas a causa de la lluvia, que después dio comienzo con un pasacalles con salida desde la explanada de Santo Domingo y con la entrada en la ciudad de Jaime I con su corte, escenificando un parlamento entre el monarca, la Armengola y el primer edil, quien entregó al rey las llaves de la ciudad. La comitiva festera firmaron en el Libro de Visitantes del Mercado Medieval y el alcalde fue el encargado de inaugurar esta edición del mercado oriolano, que este año ha contado con más de trescientos puestos repartidos entre las zonas cristiana, infantil y de ocio y zona árabe, y que permanecieron instalados en las calles del municipio hasta hoy domingo.

La Concejalía de Emergencias desarrolló un plan de actuación para este mercado medieval, contando con tres desfibriladores para evitar cualquier tipo de emergencia cardiovascular, un hospital de campaña, dos puestos de mando avanzado, vehículos de asistencia sanitaria y extinción de incendios y 17 efectivos por turno entre Cruz Roja y Protección Civil.