fbpx

Noticias de Alicante y provincia

viernes, 19 agosto 2022

Juanjo Berenguer: ‘No me preocupa una moción de censura’

El alcalde de El Campello explica cómo se originó la ruptura con sus socios de Cs y cómo gobernará en minoría con una posible moción de censura en ciernes.

El alcalde de El Campello, Juanjo Berenguer (PP), explica cómo se ha originado la ruptura de la coalición de Gobierno con Ciudadanos. Una relación que se inició ya herida y que ha llegado a ser insostenible hasta el punto de acaparar titulares con cruce de reproches y acusaciones por ambas partes; y una alcaldía sobre la que planea la sombra de moción de censura desde hace quince meses. Pero, sobre todo, en lo que afecta a la población ha mantenido bloqueada la corporación local, con un último presupuesto aprobado en enero de 2020, pliegos de contratos caducados y la controversia interna por el empleo de contratos menores.

- Advertisement -

A tenor del presunto fraccionamiento de contratos entre 2011 y 2019 para el mantenimiento de la Fuente del Centenario en el Parque Central y la depuradora de Cala Merced, el Juzgado de Instrucción número 1 de Alicante solicitaba a principios de mes la apertura de juicio oral y fiscalía pide penas de inhabilitación de hasta 13 años para Berenguer y su predecesor, Benjamí Soler (Compromís), dos ex concejales y una técnico. El juicio analizará si hubo un delito de prevaricación al no salir a licitación pública los contratos.

Ante esta situación, la oposición y Ciudadanos como principal argumento de la renuncia de su edil de contratación, Javier Giner, un día antes de la ruptura de Gobierno, habla de inseguridad jurídica por parte de técnicos y concejales a la hora de avalar adquisiciones de suministros y servicios de contratos ya expirados. Así, en un paseo por El Campello, hablan de socavones rellenados con arena, ascensores parados en el Centro Social por falta de mantenimiento, fuentes sin agua por falta de cloro o ausencia de casi dos meses de la grúa municipal.

- Advertisement -

PREGUNTA.- Hemos oído hablar mucho en las últimas semanas sobre esta legislatura en El Campello pero ¿cuál es su valoración de los últimos tres años?

RESPUESTA.- Complicadísimos porque hay que situarse en verano de 2019 cuando somos capaces de orquestar un equipo de gobierno con una mayoría absoluta de 11 concejales: Siete del Partido Popular, tres de Ciudadanos y uno de VOX. VOX no asume competencias. Está en Junta de Gobierno nada más. 

Si contamos con lo posiblemente inhábil que pueda ser un verano, pues nos encontramos con un inicio de legislatura y en seis meses pegamos un parón como es una pandemia covid, que evidentemente nadie puede estar preparado para eso. Seguimos adelante 2020 y ya en esos momentos incluso se hablaba de mociones de censura promovidas por quien era tu compañero de equipo de gobierno. Bueno había desmentidos, había afirmaciones, había de casi todo un poco pero nosotros somos de una forma de ser en que cuando uno toma una cierta decisión como es formar un equipo de gobierno lo que quiere es acabar la legislatura. La pandemia se alarga más de lo que uno hubiera querido. Hay que recordar que incluso en verano de 2021, y eso era el año pasado, había ciertas cosas que no podíamos hacer. Las playas no se podían utilizar. Estamos hablando de espacios abiertos. En ese 2021 se refuerzan esas opiniones de que se iba a hacer un anuncio de censura

Sobre todo en julio y en enero, ya que este grupo municipal (Ciudadanos) ponía sobre la mesa que era una situación insostenible pues nosotros evidentemente les decíamos que podían dejarlo, podían irse y ya nos apañaríamos como fuera. En esas dos ocasiones, criticaban pero seguían en el equipo de gobierno. Y llega mayo de este año en el cual esa crítica sube exponencialmente. Se ponen encima de la mesa diferentes problemas de las concejalías, que es cierto que no son situaciones cómodas. Es cierto que hay problemas pero también es verdad que estas concejalías dependen de estos mismos concejales. Y en ese momento no me queda más remedio que tomar una solución que no es agradable, que no es fácil. Ya que hubo dos veces en las cuales les ofrecimos que si no estaban cómodos que se fueran, pues en esta ocasión tomé yo la decisión de sacarlos de este equipo de gobierno. 

A partir de ahí reorganizamos las concejalías con el fin de atacar esta recta final de legislatura como podamos porque al final somos siete concejales con dedicaciones. VOX sigue estando aquí en Junta de Gobierno pero nada más, no tiene delegaciones.  

P.- Usted afirmaba el otro día en la rueda de prensa que prácticamente desde el inicio de la legislatura ya había disensiones con Ciudadanos. ¿No se vislumbraban estos problemas antes de firmar el pacto?

R.- Uno asume la diversidad de los partidos. Soy consciente de que no todos tenemos que ser exactamente iguales pero entre eso y una cierta lealtad hacia un cierto grupo pues evidentemente ahí sí que tengo que reconocer que me equivoqué. No tienen por qué pensar lo mismo pero de alguna forma uno tiene que ser consciente de que forma parte de un equipo de gobierno, tiene que ser leal y no tiene que dedicar su tiempo a montar no se qué mociones de censura o posibles mociones de censura en vez de dedicarte a lo que realmente te tienes que dedicar.

P.- Con menos de un año para las próximas elecciones, parece que hay mucho por hacer y poco tiempo delante: ¿Cómo se va a afrontar?

R.- Hay muchas cosas pendientes de las cuales es posible que vayamos a pleno y no las podamos aprobar porque no tenemos en este momento la mayoría suficiente para hacerlo. Pero eso no significa que nosotros dejemos de desarrollar todo el trabajo que tenemos. Yo confío en que habrá una cierta responsabilidad por parte de todos. No sólo de los miembros que ahora tenemos delegaciones sino del resto de partidos políticos. Y podrá acabar la legislatura.

P.- Habrá que establecer prioridades… Presupuestos o nuevas licitaciones de contratos, por ejemplo.

R.- El presupuesto será una de las prioridades. Los remanentes de tesorería serán prioridades y esas obras a ejecutar serán prioridades. Aparte de ver si podemos trastocar toda esta situación respecto todo lo que ha salido en prensa, en diferentes medios sobre la situación de los contratos, el día a día. 

«estamos desde julio de 2021 tratando el presupuesto de 2022»

P.- Yendo por partes, ¿Por qué no se ha podido aprobar el presupuesto de 2022? ¿Qué dificultades ha habido a su juicio?  

R.- Sinceramente no lo sé porque estamos desde julio de 2021 tratando el presupuesto de 2022. Con mucho tiempo porque además es un presupuesto que yo entiendo que es clave para el desarrollo futuro porque es donde se desarrollan los grandes contratos de este Ayuntamiento, como es la limpieza viaria, la limpieza de edificios públicos y el contrato de parques y jardines. Esa parte estaba solucionada y después cada vez que nos reuníamos este grupo municipal nos sorprendía con otro fleco, otro fleco y otro fleco. Lo definía en alguna reunión como es que parece que estás buscando no se qué pega para no aprobarlo. 

P.- ¿Algo concreto importante…?

R.- No. Era una cosa, otra cosa y otra cosa es decir ahora pido una cosa y, cuando ya hemos cuadrado, dentro de 15 días ahora pido otra y volvemos a elaborar y ahora pido otra y volvemos a elaborar esto. Hay que tener una cierta decisión en un momento dado. No podemos estar alargando en el tiempo.

P.- Y otro de los escollos en la gestión municipal es el de los pliegos de contrataciones caducados y que ha dado pie a un mayor empleo de contratos menores.

R.- Pues en eso es en lo que tienen que hincar los codos y desarrollar los servicios técnicos: el poder sacar esos contratos. Al final hay unas ciertas prioridades que son conocidas por todos. Hay una prioridad presupuestaria que es la que marca el conjunto global y eso es lo que hay que priorizar y dedicarse a ello y poner soluciones.

P.- Temas como la modificación del Plan General, la apertura de la piscina o la solución a los olores del vertedero, ¿se pueden dar por olvidados por ahora?

R.- El Plan General no me lo planteo. No podemos entrar en una gestión de un nuevo Plan General cuando la propia legislación nos lleva a una tramitación de aproximadamente 10 años. Seguiremos con el que tenemos y procuraremos ir haciendo las modificaciones puntuales que tengamos que hacer

Sobre la piscina seguimos tramitando. Yo empecé como concejal de equipo de gobierno en noviembre de 2004. En aquel entonces una de las primeras cosas que me dijo el alcalde que había entonces, Juan Ramón, era que tenía que liquidar un proyecto de una piscina porque íbamos a sacarlo nuevo otra vez. El que me hable de piscina yo sinceramente tengo unas ganas brutales de poder pasar página con la piscina porque ha tenido de casi todo.

Se consiguió sacar a licitación en la anterior legislatura con nuestros votos. Estábamos en la oposición y nosotros favorecimos que eso saliera para adelante. Desgraciadamente se impugnó. Hubo que empezar otra vez. Cuando estamos casi acabando y lo tenemos todo prácticamente reformado llega marzo de 2020. Entramos en pandemia. Todo lo que se había hecho hasta entonces referente a los estudios de viabilidad hay que retomarlo todo otra vez porque la situación social y económica ha cambiado. Vuelve a retomar, vuelve a hacer un estudio de viabilidad, vuelve a aprobar, vuelve a llevarlo otra vez para adelante y cuando volvemos a estar en posición casi de salida nos toca la guerra de Ucrania. y no es una forma de hablar porque cuando los técnicos dicen: Es que hay que reformar otra vez el estudio de viabilidad y seguramente vamos a tener que empezar otra vez. Es kafkiano. No me canso de decir que hay ciertas cosas en la legislación que tendrían que ser bastante más ágiles. Estamos hablando de tramitación pura y dura porque la idea está clara, los números están claros. Es tramitación.

Y la planta. Hasta ahora la Concejalía de Medio Ambiente la llevaban nuestros antiguos socios de gobierno. Ahora la tomamos nosotros y yo siempre he comentado que somos un municipio de 52 municipios dentro del consorcio. Podemos hablar más pero nuestro voto es el que es; y confiar, porque siempre ha sido así, que la gestión ambiental de esa planta va de la mano de la Conselleria. Muchas veces se nos ha querido achacar a los ayuntamientos ese tema ambiental pero es que la autorización ambiental la da Conselleria.  El ayuntamiento podrá estar de acuerdo o no pero es la autorización ambiental que tiene que cumplir y evidentemente hacer cumplir. Al final una planta no la quiere nadie y la necesita todo el mundo. Mientras no se transforme el modelo territorial de las plantas pues habrá plantas mayores o pequeñas para valorar los residuos o para incinerarlos pero es que al final todos sacamos la basura todas las noches.

«En ningún momento ha habido ningún caso de corrupción. Se ha dado un servicio»

P.- Paseando por El Campello hemos visto socavones rellenos con arena, ascensores paralizados por falta de mantenimiento, carencia de suministros varios que denuncian desde la oposición. Y hablan de que técnicos y concejales sienten inseguridad jurídica a la hora de validar contratos menores por estar caducados los contratos de servicios y suministros. ¿Cuál es su valoración?

R.- Pues una explicación que es muy difícil de hacer llegar al ciudadano de a pie porque inseguridad jurídica no hay. Lo que tiene que haber es un pliego. Y ese pliego no hay. Y si lo que se pide es seguridad jurídica de una actuación fuera de un pliego pues evidentemente no la hay porque hay veces, incluso con un pliego, la seguridad no existe. Todos dependemos de que alguien en algún momento estime oportuno denunciarnos por alguna actividad. Yo, por ejemplo, o algunos concejales también. En ningún momento ha habido ningún caso de corrupción. No ha habido ningún tema de perjuicio al Ayuntamiento. Lo único que se ha hecho es dar un servicio ante una situación. ¿Qué ha ocurrido con todo esto? Pues que evidentemente la gente tiene miedo. Y como tiene miedo pide seguridad jurídica. Y la seguridad jurídica absoluta no existe

P.- El problema es que ellos dicen que no quieren firmar algunas contrataciones porque deberían formar parte de un pliego.

R.- Pero es que el pliego no está tampoco. Yo entiendo perfectamente que se esté puliendo un pliego y mientras tanto uno pues tiene que hacer un contrato menor. ¿Tiene seguridad jurídica? No. ¿Tiene que hacerlo? Sí. Mi opinión es que sí. Uno tiene que asumir su responsabilidad en el puesto que esta

P.- Pero un funcionario puede actuar en conciencia

R.- Si yo lo entiendo perfectamente, pero si en un socavón hay un accidente de una moto y se mata alguien. ¿Qué hacemos con la conciencia? ¿Dónde nos la dejamos? Yo no sería capaz de salir a la calle. Hubo un momento en el cual hay un concejal de este ayuntamiento que nos denunció con un tema de una depuradora en la zona norte porque no había contrato. Yo sigo manteniendo que la EPSAR que es la que tenía que gestionar esa planta depuradora nos engañó y se fue alargando en el tiempo ese dejarlo a la planta. ¿En ese momento que hacemos: la mantenemos o no? Podemos no mantenerla. Ser perfectamente legales, pero cuando se desborde la planta por falta de mantenimiento y salga todo lo que sale de una planta a la calle, ¿dónde nos quedamos?

Puede no haber folios pero temas de seguridad, temas de un socavón en la calle, tema de una cornisa que se va a caer en un colegio, temas de una planta depuradora que hay que mantener sí o sí…

P.- ¿Podrán estar estos contratos entonces a lo largo del año?

R.- Yo espero que sí. El ánimo evidentemente es ese. Aquí lo que se trata es de buscar soluciones. Los problemas ya sabemos dónde están más o menos.

P.- ¿Cómo es El Campello que tiene usted en mente para los próximos cinco años, pensando en una hipotética próxima legislatura?

R.- Es muy sencillo. Un Campello de futuro en el cual la gente, como está haciendo últimamente, lo elige para vivir. Algo estaremos haciendo bien. Que haremos cosas mal, evidentemente, pero un sitio donde uno no se encuentra cómodo, no se encuentra seguro, no tiene esperanza de futuro y no tiene servicios pues seguramente no se irá a vivir ahí. Y sin embargo la gente sigue optando por El Campello por seguir viniendo a vivir. Lo dicen los números. Seguimos subiendo casi exponencialmente con la gente que al final decide venir a vivir a Campello cuando también es verdad que no tenemos una construcción tan brutal como para decir es que hay pisos y la gente se viene: No es así. Es que los pisos son más baratos que alrededor: No es cierto y sin embargo la gente sigue viniendo. Es seguir esa estela. Seguir ofreciendo servicios, seguir ofreciendo seguridad. Que la gente se sienta cómoda en un sitio donde vivir y poder criar a su familia, que es mucho.

P.- Recientemente presentaban un plan turístico de El Campello en el que invertirán 5 millones de euros, y para el que solicitarán fondos europeos. ¿Qué se persigue con este proyecto y cómo se va a implementar?

R.- Nosotros no tenemos la fábrica de Nike aquí pero tenemos playa y tenemos potencial turístico y por eso es por lo que atacamos seriamente ese concepto. Es muy difícil poder dar subvenciones a la vista de toda la problemática que hemos podido tener con covid. Pero aportar gente aquí al municipio sí que es posible. Organizar eventos, no solo que la gente viva aquí sino que venga a disfrutar de nuestras calas, nuestros ambientes, nuestra gastronomía, nuestra cultura. Todo eso es mucho más fácil y eso es lo que persigue este plan turístico, que de alguna forma el comercio amplíe también su capacidad de venta.

P.- Hablamos de dinamización turística

R.- Lo del turismo sol y playa pasó en su día. Ahora es más un turismo de destino y un turismo de actividad. Una vez salvado que yo me voy a la playa; y después qué hago, después dónde lo hago y cómo lo hago y con qué lo hago y cómo me muevo. Además, estamos en un municipio en el cual la comunicación es bastante buena. Y al final la comunicación hace muchísimo. Toda esa potenciación de todas esas sinergias yo creo que funcionará bastante bien si somos capaces de darle más contenido para que la gente tenga más actividad para hacer aquí.

P.- En materia de fomento de actividad económica y empleo, ¿cuáles son las propuestas del equipo de Gobierno en la postpandemia?

R.- Un municipio no puede parar. La administración local es una administración muy cercana. Nos piden muchísimos servicios Para ello nunca me cansaré de exigir que se nos dé financiación. Sería necesario que los municipios tuviéramos una financiación más estable y más amplia. En julio hay 75000 habitantes y significa que durante todo el año tengo que tener policía local si no para 75 para 50. Tengo que tener una dimensión de más o menos lo que me espera en verano Y esa financiación no la tengo porque yo tengo mis 30000 habitantes. A los municipios que de alguna forma tenemos esas oscilaciones tan grandes, no solo en verano sino nuestro perfil económico va prácticamente desde Pascua hasta octubre, y en eso se lucha y en eso estamos casi ya situados. En Pascua empieza con la Semana Santa y en octubre acabamos con las fiestas de Moros: y ahí hemos ampliado bastante. Estamos esforzándonos mucho por hacer unas fiestas de Navidad, darle contenido a diciembre y enero con lo cual eso que perseguimos siempre de desestacionalizar ese atractivo turístico lo estamos consiguiendo; pero hay meses como noviembre que quedan un poco en medio de la nada. Final de enero, febrero, marzo, ahí es lo que toca seguir trabajando y seguir haciendo cosas.

P.- Ese es supuestamente el objetivo de la tasa turística: Revertir a los municipios

R.- Yo estoy en contra de la tasa turística. Todos los que nos vamos de vacaciones tenemos un presupuesto, el que sea. En vez de dejarme un euro al ayuntamiento, déjaselo al bar. ¿Qué mejor reparto el que vaya directamente al bar, al restaurante, adonde sea?

«NO me preocupa una moción de censura»

P.- ¿Y cómo han planteado la ayuda a autónomos y pymes?

R.- Ahora vamos a entrar con los bonos consumo porque la diputación provincial de Alicante ha dado una subvención muy interesante. Nosotros hasta ahora habíamos mantenido que lo que se trata es de dinamizar la actividad empresarial. Pues de esa actividad empresarial a lo largo de estos dos años creo que se han dado si digo un millón y medio de euros igual me quedo corto. Solo nuestro. Era ayuda directa a fondo perdido. Mucho más directo que un bono consumo. Justificando que ha tenido una bajada en su facturación. Y después nos metimos con la ayuda de la Generalitat y nosotros compartimos el 25%.

P.- Y mirando al futuro inmediato, ¿con qué ánimo afronta una posible moción de censura?

R.- No me preocupa. No depende de mí. Yo tengo una responsabilidad. Los vecinos me eligieron para estar aquí. Este es mi trabajo. lo que hagan los demás es que no depende de mí. No puedo influir. ¿Para qué me voy a preocupar de una cosa en la cual no puedo influir? Puedo influir trabajando, haciendo cosas. Eso sí. Si eso de alguna forma influye en la opinión de algún partido pues me parece bien pero lo que hagan el resto de los partidos yo ya no me atrevo.

ValenciàEspañol