fbpx

Grupos burbuja, mascarillas y distancia de 1,2 metros en la ‘vuelta al cole’

La titular de Educación ha resaltado que este año 'la primera línea es apostar por la máxima presencialidad en todos los niveles'

A escasas semanas de que miles de niños regresen a las aulas, las comunidades autónomas perfilan sus planes contra el COVID. El último protocolo data del mes de mayo, pero la situación poco tiene que ver con la de aquel momento de la pandemia: la incidencia de contagios era mucho más baja, aunque también lo era la pauta de vacunación.

A día de hoy, prácticamente todo el profesorado escolar, por grupo de edad y prioridad, ha recibido la vacuna. Pero los estudiantes no, y más teniendo en cuenta que será complicado que los mayores de 12 años lleguen con la pauta completa al inicio del curso, mientras los que son más pequeños, directamente, aún no pueden recibir la inyección.

Una vez celebrada la reunión de la mesa de la sectorial extraordinaria de Educación de este miércoles, la ministra de Educación, Pilar Alegría, ha informado de las directrices de cara a este próximo curso escolar.

«Máxima presencialidad», el objetivo principal

La titular de Educación ha resaltado que este año «la primera línea es apostar por la máxima presencialidad en todas las etapas y todos los niveles». De este modo, Alegría ha recordado que al menos el 61,7% de los jóvenes de 12 a 17 años ya tiene al menos una dosis de la vacuna.

Por ello, uno de los principales cambios, que ya se reflejaron en la ratificación anterior, es la flexibilización de las distancias: de 1,5 metros a 1,2, aunque el Gobierno resalta que «hay que seguir con las medidas y la prevención». También incide en que «serán las CCAA las que irán valorando la propia situación», dentro de un marco que ya defiende grupos de convivencia estable.

Con respecto a los ratios de alumno por clase, el Ejecutivo asegura que proporcionará a las comunidades autónomas un total de 13.500 millones de euros para que puedan gestionar la contratación de más docentes, como ya hicieran el curso pasado y como ya han adelantado algunas regiones.

En cambio, según ha señalado la dirigente, en la reunión de hoy no se ha hablado sobre la decisión de retirar las mascarillas en algunos espacios, como los recreos. Uno de los puntos principales en los que parece haber consenso en el conjunto del territorio nacional, debido a que las autonomías exigen esta protección a los que tienen más de seis años.

Respecto a la Comunidad Valenciana, el curso arrancará con 5.000 docentes extra que se incorporarán las aulas con el objetivo de que la atención sea «más individualizada» mediante desdobles y codocencia. La mascarilla seguirá siendo obligatoria, se mantienen los grupos ‘burbuja’ y, como en otras comunidades, se aboga por la máxima presencialidad en todos los niveles del sistema educativo. Sin embargo, son medidas que pueden ser revisadas.

Artículos relacionados

CatalanSpanish