Gestionadas en dos días las ayudas de 2.100 afectados por la gota fría en Alicante

Bravo destaca que las 400 instancias suponen el pago de 600.000 euros para que las personas afectadas cuenten con un adelanto de 1.500 para adquirir bienes de primera necesidad.

Juega Limpio Orihuela

Las oficinas de gestión de ayudas para los afectados por la gota fría que se abatió sobre la Comunitat Valenciana entre el 11 y el 14 de septiembre han atendido, en sus dos primeros días, a 2.100 personas en la provincia de Alicante.

En este servicio puesto en marcha por la Conselleria de Justicia e Interior, además, se han tramitado las primeras 400 solicitudes de ayudas que contemplan un adelanto de 1.500 euros para adquirir bienes y enseres domésticos de primera necesidad en las viviendas afectadas por el temporal, ha informado la Generalitat este martes.

Según ha explicado la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha asegurado que hasta las 11.00 horas de este martes “el personal de las nueve oficinas que se han puesto en marcha en la provincia de Alicante ha ayudado a cumplimentar las solicitudes de ayuda urgente a 400 personas”. Esto se traduce, según Bravo, “en que ya se ha tramitado el pago de los primeros 600.000 euros de la partida extraordinaria de 13,5 millones que aprobó el pleno del Consell el viernes pasado en la capital de la Vega Baja”.

Gabriela Bravo ha visitado la oficina central de gestión de ayudas que se ha instalado en el PROP de Orihuela, donde, este lunes se han atendido a 1.300 personas, la mayoría de las cuales buscaba asesoramiento e información para solicitar las ayudas, no solo las destinadas para los gastos más urgentes, sino para paliar otro tipo de daños en vehículos, negocios o explotaciones agrarias.

Además de la oficina central de Orihuela, la Conselleria de Justicia e Interior ha habilitado, en la provincia de Alicante, oficinas en Benferri, Dolores, Pilar de la Horadada, Almoradí, Bigastro, Catral y Callosa de Segura. A estas hay que unir el equipo itinerante que recogerá las solicitudes de ayuda que se presenten en los ayuntamientos de Albatera, Algorfa, Almoradí, Benejúzar, Benijófar, Crevillent, Cox, Daya Nueva, Daya Vieja, Elche, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos, Rafal, Redován, Rojales, San Fulgencio, San Isidro, Santa Pola, San Miguel de Salinas y Torrevieja.

En total se han desplegado 42 técnicos y técnicas administrativos para facilitar la tramitación de las solicitudes e informar a las personas afectadas de todos los pasos a seguir.

Gabriela Bravo ha explicado que la tramitación es “muy sencilla” ya que solo es necesario presentar un título jurídico que acredite que se ocupaba la vivienda afectada (escrituras, contrato de alquiler o un recibo de luz, agua o gas), cumplimentar la declaración responsable y facilitar un número de cuenta bancaria para que se realice el ingreso del adelanto de 1.500 euros.

“A continuación, habrá una visita de un perito nombrado por la Generalitat que valorará los daños y elevará un informe para que se abone el resto de la ayuda que puede llegar a ser de hasta 4.500 euros”, ha sostenido.

La consellera ha destacado que la Generalitat “no ha escatimado en recursos para que la tramitación de estas ayudas se haga lo antes posible y que se haga con la máxima comodidad para los afectados”.

Además, Bravo ha asegurado que la estimación inicial de los daños contemplaba la afección de unas 3.000 viviendas para las que se ha previsto una partida de 13,5 millones de euros. No obstante, “si fuera necesario se hará una ampliación de crédito porque aquí nadie va a quedarse sin ayuda”.