fbpx

¿Cómo fortalecer la salud mental ante el confinamiento perimetral en Alicante?

La salud mental aqueja a todos los españoles y el personal de atención psicológica es escaso.

La pandemia del coronavirus no solo cambió el estilo de vida de todas las personas a nivel mundial, sino que también trajo consigo una crisis emocional por tener que ajustarse a este nuevo modo de vivir, pero sobre todo por los confinamientos. El encierro conllevó a que muchas personas sufrieran de miedo, ansiedad y frustraciones.

Precisamente la ciudad de Alicante experimenta nuevamente el confinamiento que puede detonar en la crisis emocional antes mencionada. La situación se agrava un poco más porque duplicarán los agentes de la policía local para cerrar parques, jardines y playas desde las 9:00 p.m. Todas estas medidas restrictivas impiden que la ciudadanía acuda a despejar la mente en los espacios públicos.

No obstante, el III Estudio de Salud y Vida señalan que actualmente en España 6 de cada 10 ciudadanos relatan que no cuidan su salud emocional. Los recursos de atención emocional son limitados porque de acuerdo con el Consejo General de Psicología España tiene cuatro veces menos profesionales de la Psicología, en comparación con los demás países de Europa (4 por 100.000 habitantes frente a los 18 por 100.00 en Europa).

Este mismo estudio señala que los españoles declaran haber sufrido estrés en los últimos 12 meses producto al coronavirus. El principal motivo es sentir miedo al contagio personal o de un familiar que representa al 44.8%, estar confinado 36.2%. A estas cifras también añaden que aumentó los problemas de sueño al 51.5%, ansiedad 50%, irritabilidad o ira al 50.9% y comer demás 28.10%.

El rol de la alimentación y el ejercicio en la salud mental

Se ha demostrado que existe una importante relación entre la salud mental y la alimentación, por lo tanto, mejorar los hábitos alimenticios podría propiciar mejoras. La dieta mediterránea es una buena opción porque se sustenta en semillas, cereales enteros, frutos secos, pescados azules y grasas de calidad.

El ejercicio también cumple un rol importante para prevenir condiciones depresivas o de ansiedad, pues toda actividad física disminuye el estrés y la tensión en el cuerpo.

Según Marina Rojas, Coach Deportiva y fundadora de FITNESSPIRATAS, ‘’al ejercitarse, el cuerpo libera endorfinas también conocidas como hormonas de la felicidad, que son significativas para la sensación general de bienestar. Tan solo 30 minutos de actividad diaria son suficientes para lograr esta síntesis. De ser posible, se recomienda realizar actividad física en exteriores. No obstante, debido a los frecuentes confinamientos, se puede optar por la bailoterapia, el yoga, la rutinas de cardio hiit, entre otros’’.

Asimismo, debe priorizarse el descanso de calidad (continuidad del sueño, profundidad del sueño y la fase REM, sueños de movimientos oculares rápidos). De acuerdo con la revista Psychological Bulletin, la falta de descanso continuo podría estar relacionado con el desarrollo de trastornos mentales como la ansiedad, el autoestima y la depresión.

Artículos relacionados

CatalanSpanish