Detenidos cinco miembros de una familia dedicada al robo en naves industriales en Murcia, Madrid y Alicante

Agentes de la Guardia Civil han detenido a cinco miembros de una familia e investigan a otras cinco personas por presuntamente pertenecer a una organización que robaba en naves industriales. Las detenciones e investigaciones se han producido en Cieza (Murcia), Navalcarnero (Madrid) y en las localidades alicantinas de Crevillent, Novelda y Alicante

Juega Limpio Orihuela

Los arrestados son cinco hombres de entre 22 y 47 años y se investiga además a tres hombres y dos mujeres de entre 20 y 40 años. La supuesta banda criminal estaba formada por los cinco miembros de una misma familia, ha explicado la Benemérita en un comunicado.

Se trata de un grupo presuntamente especializado en la sustracción de herramientas, maquinaria y materiales metálicos, procedentes de empresas y naves industriales.

Al parecer, en la localidad de Agost (Alicante), durante la madrugada, este grupo se adentró en una parcela donde habitualmente estacionan camiones con mercancía. Supuestamente, tras forzar la caja de un camión y observar que estaba vacía, intentaron robar un segundo camión que contenía 800 botellas de detergente. Todas las botellas fueron introducidas en un tercer tráiler sustraído en ese mismo lugar para poder transportarlas.

En sus huidas, presumiblemente contaban con el cabecilla del grupo que disponía de un vehículo de alta gama para ir de avanzadilla y avisar de la presencia de las fuerzas de seguridad. Esta vez, el cabecilla hizo un movimiento sospechoso a la altura de una patrulla de Policía Local de Alicante, que les hizo ir detrás de él hasta que fue interceptado tras colisionar contra la pared de su propia vivienda.

Tras intensificar la vigilancia sobre este grupo, se recuperó el tráiler sustraído, escondido en una nave derruida de una partida rural de Alicante.

Dos días más tarde, se recuperó parte de la carga robada, 110 botellas, en Cieza (Murcia), donde trataban de venderla. Además, se tuvo conocimiento que sustrajeron 3.000 kilos de acero y 1.500 baterías de vehículo en varias empresas de la región de Murcia. El acero fue recuperado totalmente en dos centros de reciclado de Alicante, donde lo habían vendido utilizando los datos de una persona fallecida hace tres años.

Finalmente, la operación se saldó, por un lado, con la detención de cuatro hombres y la investigación de tres personas (un hombre y dos mujeres) como presuntos autores de robos y hurtos. Por otro lado, con la detención de un hombre y la investigación de otros dos como presuntos autores de tres delitos de receptación.

Se trataba de responsables de las empresas receptadoras que compraron el material robado sin acreditar su procedencia y sin anotar dicha compra en los libros registro.

En esta operación se han esclarecido un total de 15 hechos delictivos, ocho en la provincia de Alicante (cinco en la capital y tres en Agost) y siete en la provincia de Murcia (uno en Beniel, dos en Torreguera, uno en Lorca, uno en Alhama de Murcia, uno en Santomera y uno en Cieza).

El Equipo ROCA de la Compañía de Ibi (Alicante) ha sido el encargado de las investigaciones, y ha contado con la colaboración del Área de Investigación de la Guardia Civil de Novelda (Alicante), el Área de Investigación de la Guardia Civil de Navalcarnero (Madrid), y la Guardia Civil de Beniel, de Torreaguera y de Alhama de Murcia, localidades ubicadas en la Región de Murcia.